Ir a contenido

El paraninfo de la Escola Industrial revivirá como el Auditori Albert Einstein

La Diputació de Barcelona invierte cerca de 5 millones de euros en las obras que finalizarán en el 2019

Cristina Savall

El interior del paraninfo de la Escola Industrial. / ALBERT BERTRAN

El interior del paraninfo de la Escola Industrial.
Einstein, en un acto celebrado en el paraninfo de la Escola Industrial en 1923.
La cúpula del paraninfo de la Escola Industrial, en la calle Urgell.

/

Desde 1929 el paraninfo del recinto de la Escola Industrial, ese magno edificio circular tan carismático por la cúpula que emerge desde la calle Urgell, no abre sus puertas al público. Pero en el 2019 volverá a hacerlo transformado en el Auditori Albert Einstein, en honor a la visita que el físico y autor de la teoría de la relatividad realizó en febrero de 1923 a este antiguo salón de actos universitario donde fue invitado por los líderes de la Mancomunitat de Catalunya, presidida entonces por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch.

La Diputación de Barcelona invierte 4.951.000 euros en las obras de rehabilitación del nuevo auditorio, que comenzarán el próximo lunes, 8 de mayo. La reforma preservará la arquitectura original de Joan Rubió i Bellver, que tiene varios edificios modernistas construidos en Barcelona, entre ellos, la Casa Golferichs. Rubio fue regidor del Ayuntamiento de Barcelona, arquitecto de la Diputación, presidente del Cercle Artístic de Sant Lluc y discípulo de Antoni Gaudí, con quien colaboró en la Sagrada Família, la Casa Batlló, el parque Güell, la Casa Calvet, la Torre Bellesguard, la Colònia Güell y la restauración de la Catedral de Mallorca.

ESPACIO DESCONOCIDO

El paraninfo nunca se terminó, aunque a lo largo de estos años se ha destinado esporádicamente a diferentes usos, pero siempre a puerta cerrada. El más curioso fue como sala de entrenamiento militarJaume Ciurana, miembro de la junta de gobierno de la Diputació de Barcelona, considera que este edificio patrimonial es un enclave “absolutamente” desconocido para los ciudadanos.

La elección de llamarlo Einstein, según el diputado, reforzará "la tradición cultural y científica del recinto de la Escola Industrial". El auditorio será un lugar diáfano que podrá acoger conferencias, congresos, jornadas, acontecimientos ciudadanos, obras de teatro y audiciones musicales. “La sala grande contará con 578 plazas. Hay pocas salas de esta medida”, asegura Ciurana, convencido de que una vez estrenado no tardará en ser un lugar de referencia de la ciudad. “La Diputació financia el 100% las obras de rehabilitación pero no se encargará de coordinar una programación propia. Eso se delegará a otras empresas”, puntualiza.

POLIVALENTE Y VERSÁTIL

El arquitecto Jordi Campanillas define al paraninfo como una estructura revolucionaria, polivalente y versátil, que cuenta con una superficie construida de 4.424 metros cuadrados. El proyecto incluye que el auditorio disponga de plateaanfiteatro, cuatro salas anexas, nuevos accesos y de equipos técnicos. “Una de las cuestiones más importante es cuidar la acústica: lograr que el ruido de la calle no penetre en el interior”, asegura Campanillas, que también se encargó de la reforma de la biblioteca Francesca Bonnemaison.

La reforma coincide con un cambio radical del recinto que en sus inicios fue una fábrica de algodón. La Escola Industrial se convertirá, según acordaron en el 2015, la Generalitat, la Diputación y el ayuntamiento, en un espacio enorme dedicado a la investigación médica en la Esquerra de l'Eixample, vinculado al Hospital Clínic, que se encuentra muy cerca, al igual que la Facultat de Medicina.

0 Comentarios
cargando