Ir a contenido

COMPARECENCIA EN EL PARLAMENT

La cárcel Modelo cerrará sus puertas el 8 de junio

El 'conseller' Mundó anuncia que durante los próximos días se intensificarán los traslados de los reclusos a otros centros

En la actualidad solo quedan unos 400 internos en el recinto penitenciario de la calle de Entença

J. G. Albalat

Hoy se ha iniciado la fase final e intensiva de traslado de presos de la vetusta cárcel barcelonesa. / ALBERT BERTRAN / EFE VÍDEO

El 'conseller' de JustíciaCarles Mundó, ha anunciado este miércoles en el Parlament que la cárcel Modelo cerrará las puertas y pasará definitivamente a la historia el próximo 8 de junio. Al día siguiente se cumplirá el 113º aniversario de su inauguración. Ese día no quedará en el histórico centro penitenciario de la calle de Entença de Barcelona ningún recluso. Todos los internos habrán sido trasladados a otras prisiones a la espera de que se construya un nuevo recinto en la Zona Franca. Este mismo miércoles se han trasladado 29 internos a Brians, en Sant Esteve de Sesrovires, y Puig de les Basses (Figueres). Esa operación de vaciado se intensificará en los próximos días y serán habituales las salidas.

“El proceso de cierre avanza según el plan previsto" por el departamento de Justícia, ha asegurado el 'conseller'. La dirección general de Serveis Penitenciaris ya ha cerrado el geriátrico y las galerías quinta y sexta. Esta semana también cerrará cel centro abierto número 1, un recinto autónomo ubicado en el mismo edificio de la Modelo.

400 INTERNOS

En la Modelo ingresaron los últimos reclusos el día 6 de marzo. Antes que se iniciara el proceso de cierre, la población del centro penitenciario se situaba en torno a los 1.000 internos. Ahora, en cambio, solo quedan 398 reclusos. El 75% son presos preventivos y el resto son penados. Los preventivos serán trasladados a Brians 1, que ha tomado el relevo a la Modelo, y se ha convertido en nuevo centro de referencia para las personas pendientes de juicio de la demarcación de Barcelona. En cambio, los internos que cumplen la condena se ubicarán a otros centros cercanos a la capital catalana.

La Modelo es un centro “obsoleto”, según el 'conseller', que requeriría una inversión urgente de 25 millones de euros para su reforma, un gasto que resulta no adecuado para remodelar un recinto que data de 1909. La decisión de cerrar cuenta con el aval casi unánime del Parlament, que votó a favor de una moción en este sentido el pasado mes de febrero (123 votos a favor y solo nueve abstenciones). Una vez cerrada la prisión de hombres de Barcelona, la ocupación de las prisiones de la Generalitat se sitúa en el 72,9%, muy lejos de la saturación.

PLAN DE REORDENACIÓN

El cierre de la Modelo forma parte de un plan de reordenación de los equipos penitenciarios de Catalunya. Esta proyecto también prevé el cierre de la cárcel de Trinitat Vella y la de mujeres de Wad-Ras, en Barcelona, además de la construcción de un nuevo centro en la Zona Franca. De esta manera, la Generalitat sustituirá las tres instalaciones penitenciarias más antiguas de Catalunya por recintos de última generación. Además, la Administración autonómica aplicará un plan de choque de 26 millones de euros para poner al día el resto de las cárceles. Otra de las previsiones es el traslado del centro abierto que está todavía en la cárcel de Tarragona y, de esta manera, cerrar definitivamente este centro penitenciario

El 'conseller' ha remarcado que la decisión se ha tomado tras hablar con los diferentes actores, como abogados, el mundo de la judicatura, funcionarios y los vecinos del Eixample. La mayoría de los sindicatos de funcionarios firmaron un acuerdo que avalaba la clausura de la cárcel de la calle de Entença, pero todavía hay un grupo de empleados públicos que se resisten y reclaman que se construya antes el centro de la Zona Franca, que abrirá sus puertas en el 2025 . En este sentido, Mundó ha explicado que se han garantizado todos los puestos de trabajo y que se ha reforzado el transporte para los familiares de reclusos que deban trasladarse a visitar a sus parientes en cárceles de fuera de la ciudad de Barcelona.

A la hora de reubicar  a los reclusos, ha explicado Mundó, se ha tenido en cuenta sus preferencias, su lugar de residencia o el de sus familiares y si reciben o no visitas de forma habitual. Y es que un importante porcentaje de presos no tienen comunicación con el exterior, porque nadie les va a ver. Además, se han ido reubicando paulatinamente los talleres de ocupación que había en la Modelo y asegurado el tratamiento individualizado de los reclusos.

EL CIE

La oposición ha criticado a Mundó por la gestión del traslado y su uso mediático, a la vez que le ha preguntado sobre la propuesta de que el CIE de la Zona Franca se convierta en el nuevo centro penitenciario de preventivos de Barcelona. A este respecto, el 'conseller' ha contestado que no puede responder a esta cuestión en estos momentos, ya que, por ahora, el Gobierno central no ha decidido el cierre de esa instalación. Por, tanto, es mera “hipótesis”. Sin embargo, el responsable de Justícia se ha mostrado a favor de su desaparición. En su opinión, existen “medidas alternativas” para los inmigrantes que no tienen regularizada su situación en España.