14 jul 2020

Ir a contenido

NOVEDADES EN UNA ARTERIA DE BARCELONA

Colau solo se atreve con parches 'low cost' para la Via Laietana

El gobierno local plantea para este mandato una inversión de dos millones para oxigenar algunos cruces, sin eliminar carriles

El colectivo de comerciantes y vecinos que reivindican una gran reforma consideran la propuesta "una chapuza e insuficiente"

HELENA LÓPEZ - PATRICIA CASTÁN / BARCELONA

Vista aérea de la plaza Antonio Maura en Via Laietana.

Vista aérea de la plaza Antonio Maura en Via Laietana. / DANNY CAMINAL

Tampoco será esta vez. La gran reforma de la tan majestuosa como venida a menos Via Laietana seguirá esperando, tras casi dos décadas de debate. La concejala de Ciutat Vella, Gala Pin, y el comisionado de Memoria Histórica de la ciudad, Ricard Vinyes, han presentado este martes su discreto plan para la arteria, que ellos mismos definen como "mejoras puntuales". Una inversión de dos millones de euros, muy alejada de la reforma integral que, sobre todo los comerciantes, reivindican con fuerza desde hace algo más de un año.

Precisamente este colectivo, la Associació de Veïns i Comerciants de la Via Laietana, ha sido el primero en rechazar los planes municipales, que considera "insuficientes" y "una chapuza". Afirma su presidente, Xavier González, que preferirían aguardar el compromiso alcanzado con el equipo de Colau y los partidos de la oposición -preparar un proyecto de reforma completa cara a aplicarlo el próximo mandato- que desperdiciar recursos en "un parche". Temen además que este apaño acabe siendo una excusa para no afrontar una intervención más decidida (y compleja), que pasaría por ampliar aceras y reducir el tráfico en la zona.

FUERA ROTONDAS

Pero el paso que ha elegido dar el consistorio tiene por principal medida anunciada la eliminación de las hostiles medias rotondas de la plaza de Antoni Maura, entre la catedral y el mercado de Santa Caterina, que en la actualidad de plaza tiene poco. El objetivo es, además, mejorar la conectividad entre los barrios del Gòtic y el Casc Antic, para los que hoy por hoy la Via Laietana es (mucho) más frontera y fractura que punto de encuentro. La eliminación permitirá ganar aceras en ese punto (sin ampliación hacia la calzada), dando continuidad a la sección del resto de la vía, y hacer más amable el eje, ahora difícil de cruzar, no solo por el tráfico asfixiante, sino también por las decenas de motos aparcadas.

La medida de gobierno, que se presentará en el próximo pleno de Ciutat Vella, también incluye la mejora de las aceras y la ampliación de los pasos de peatones en otros puntos de la calle con el mismo objetivo. Una ampliación mínima, que no incluye en ningún caso, por ahora, la reducción de carriles, pero que tiene intención de ayudar a la creación de nuevos caminos escolares, como reclama la comunidad educativa del barrio.

Las obras, si se cumple el guión anunciado este martes, se licitarán en el primer semestre del 2018 y finalizarán a principios del 2019. "Estas actuaciones serán un primer paso en el proceso de pacificación de la vía, que está previsto para el próximo mandato", ha asegurado Pin, quien se ha escudado en que, desde su apertura, a principios del siglo XX, nadie ha afrontado una reforma completa de la pese a todo señorial calle "dada la dimensión y el impacto del proyecto". "Estamos trabajando para que el proceso participativo para el proyecto de reforma integral se lleve a cabo en el último semestre del 2018", ha añadido.

Los comerciantes, cuya movilización iniciada en el 2015 cuenta con la adhesión de decenas de instituciones profesionales, sociales y económicas arraigadas en el vial, así como colectivos vecinales de Ciutat Vella y comunidades de propietarios, están cansados de promesas y creen que la actual oferta se queda en "una limpieza de cara superficial".

‘RESCATE CIUDADANO’

Para paliar el malestar, el actual plan de Pin también propone una eventual recuperación vecinal de la calle, a través de cuatro cortes de tráfico anuales para actividades lúdicas. Se pretende organizar -junto al tejido vecinal y comercial- una jornada dedicada a la sostenibilidad en el primer trimestre; otra "vecinal" -sin más detalles todavía-; una tercera para el día mundial sin coches, y una última en el cuarto trimestre "relacionada con el comercio". 

Vinyes, por su parte, ha anunciado un plan para recuprerar la memoria de la Via Laietana, que empezará con la colocación de plafones con información histórica frente a la comisaría de la Policía Nacional en el número 43 y con la retirada de la estatua de la plaza de Antonio López.