Ir a contenido

EN EL PLENO

El gobierno de Colau retira la funeraria pública del pleno por falta de apoyos

La evidencia de que el proyecto iba a ser derrotado aplaza el intento de sacarlo adelante

La oposición, con la excepción de la CUP, reedita las críticas por el conflicto de las Glòries

TONI SUST / BARCELONA

Gerardo Pisarello sustituye a Ada Colau como alcalde por su baja por maternidad. 

Gerardo Pisarello sustituye a Ada Colau como alcalde por su baja por maternidad.  / FERRAN SENDRA

El gobierno de Ada Colau ha tenido que retirar del orden del día del pleno municipal de este viernes los puntos que atañían a la creación de una funeraria pública en Barcelonaun proyecto que el consistorio defiende como una opción necesaria para rebajar el coste de un entierro en la ciudad.

La funeraria ha desaparecido del pleno porque el gobierno ha tenido claro que iba a perder la votación. La oposición cargó contra el proyecto en la comisión de Presidencia, en la que reservaron su voto para el pleno. ERC anunció ya este jueves que iba a oponerse al proyecto, y el 'no' de CiU y el PP también estaba claro. Una abstención de Ciutadans podría haber salvado la iniciativa, pero al final los números apuntaban a que la funeraria sería tumbada.

UN MES PARA DIALOGAR

La situación recuerda a lo que sucedió con la modificación de crédito del 2016, para ampliar el presupuesto en 275 millones de euros, que fue retirada en el último momento de una comisión para evitar que fuera rechazada. El gobierno se da ahora un mes de plazo, hasta el próximo pleno, para lograr un acuerdo. 

El revés del gobierno municipal ha sido motivo de comentario fuera del pleno. El concejal de Presidencia, Eloi Badia, que es el que se ha encargado de defender el proyecto desde que se anunció, ha afirmado que los grupos que rechazan la propuesta han puesto sus intereses por encima de los de la ciudad. Se ha mostrado “perplejo” por el voto contrario anunciado por ERC y ha afirmado que espera que en el próximo mes se llegue a un acuerdo.

Los republicanos piden que en lugar de vender el 15% que posee en Serveis Funeraris de Barcelona –Memora tiene el 85%- y abrir una nueva empresa, el consistorio compre un 36% más y se convierta en socio mayoritario. Badia ha replicado que Mémora no quiere vender. La concejal de ERC Trini Capdevila ha mantenido la tesis y ha instado al ayuntamiento a negociar: le consta, ha dicho, que el gobierno municipal no se ha reunido con la empresa y que solo se ha dirigido a esta por carta.

“Es una derrota del gobierno por su soberbia. Pedimos sentarnos y buscar la mejor solución”, ha afirmado Joaquim Forn

Pisarello se estrena en el pleno entre críticas por su tono en las comisiones

Gerardo Pisarello ha tomado el relevo de Ada Colau al frente del pleno municipal, en una sesión que ha iniciado dando la bienvenida al nuevo barcelonés, el segundo hijo de la alcaldesa. Pisarello ha afrontado críticas por su tono en las comisiones, especialmente sobre el trato que dispensa a la concejal del grupo Demócrata Sònia Recasens. Al iniciarse la sesión, la presidenta del grupo de Ciutadans, Carina Mejías, le ha instado a cuidar las formas en el trato a la oposición. Incluso el exalcalde Trias ha dedicado un ruego a pedirle que lo modifique. Pisarello tiene por hábito levantarse a hacerse una infusión cuando interviene Recasens, que suele reprochárselo, pero en la última de Economía el primero le dijo a la segunda “Usted siga hablando. Yo estoy haciendo otras cosas”. “La expresión que empleé no fue la más acertada”, ha admitido en el pleno. Recasens ha aceptado sus disculpas en una red social, pero ha precisado que no fue un caso aislado. 

por el grupo Demócrata. “La retirada del punto confirma la precipitación y el electoralismo de la propuesta”, ha considerado el jefe de filas del PP, Alberto Fernández Díaz.

SANZ INDIGNA A TRIAS

La presentación de cuatro proposiciones de Ciutadans, el grupo Demòcrata, el PP y ERC sobre las obras de Glòries ha reproducido en el pleno el debate de la comisión de Urbanismo del pasado lunes. Todos menos la CUP han cargado contra la decisión del gobierno de parar los trabajos, rescindir el contrato y licitar de nuevo el proyecto.

En un océano de reproches, la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, ha provocado la indignación del exalcalde Xavier Trias, al subrayar los presuntos vínculos de la adjudicación de Glòries con la trama del 3%. "¿No se siente responsable? No le cae la cara de vergüenza?", le ha preguntado, para añadir luego: "¿Pone la mano en el fuego por todo lo que hizo su teniente de alcalde Antoni Vives?".

Trias ha intentado sin éxito responder por alusiones, y luego ha podido hacerlo: "Es una vergüenza y una indecencia. Lo hicieron en campaña electoral y he tenido que soportar que su grupo dijera que tenía 13 millones en Suiza. Y hoy vuelve con insinuaciones que no le permito. Creo que debería disculparse. Sé que no lo hará".

El exalcalde ha acusado a Barcelona en Comú de "intentar destruir aladversario, en ocasiones sabiendo que lo que dicen no es verdad". Y ha agregado que si un día deja el ayuntamiento será por situaciones como esta: "Hay cosas que no tenemos que soportar".

0 Comentarios
cargando