Barcelona recupera la popular plaza del Cinc d'Oros

La confluencia entre la Diagonal y el paseo de Gràcia volverá a recuperar su antigua denominación

El acto de instalación de dos nuevas placas ha coincidido con la celebración de la fiesta de la Primavera Republicana

Acto de celebración de la recuperación de la plaza del Cinc d’Oros.

Acto de celebración de la recuperación de la plaza del Cinc d’Oros. / RICARD FADRIQUE

2
Se lee en minutos

La ciudad de Barcelona ha recuperado este sábado el nombre popular de la plaza del Cinc d'Oros, denominación con la que se ha conocido en distintas épocas el espacio situado en la confluencia de la avenida Diagonal con el paseo de Gràcia. La fiesta de la Primavera Republicana ha servido para poner al descubierto una nueva placa de la plaza hasta ahora llamada de Juan Carlos I. El acto, organizado por el Comisionado de Programas de Memoria, en colaboración con los distritos del Eixample y Gràcia, ha contado con actuaciones musicales y parlamentos institucionales del teniente de alcalde Gerardo Pisarello; del alcalde de Santiago de Compostela, Martiño Noriega; de la concejala de Participación del Ayuntamiento de Badalona, Fátima Taleb, y de la presidenta de la Asociación Catalana de Expresos Políticos, Maria Salvo.

El lugar, han destacado los organizadores del acto, ha sido uno de los escenarios más destacados de la convulsa historia de la ciudad. Los cambios políticos se han reflejado, también en ese punto, en forma de cambio de denominaciones del nomenclátor de la ciudad y de la colocación y retirada de monumentos representativos de cada momento histórico. Este sábado, se han instalado allí dos atriles informativos de señalización histórica, situados ante el Palau Robert y los Jardintets de Gràcia, que recogen y explican el origen del nombre de la plaza y su vínculo con la República.

El teniente de alcalde ha explicado la necesidad de hacer realidad la República, "mejorando barrios, evitando la especulación y defendiendo la escuela pública".

Con el cambio de denominación de Cinc d'Oros, ya aprobado oficialmente, la plaza de Juan Carlos I -bautizada así en 1981-, recupera el nombre con el que, desde el inicio del siglo XX, los barceloneses llamaban el espacio situado entre estas dos grandes avenidas de la ciudad. El apelativo tiene su origen en la instalación de una rotonda central, con cuatro isletas a su alrededor, que recordaban la figura del cinco de oros del juego de cartas.

ESCULTURAS DE VILADOMAT, PIÉ Y MARÈS

En 1931 se erigió en la rotonda central una estatua dedicada a la República, encabezada por la estatua 'Llama', de Josep Viladomat, y con un medallón en la base, obra de Joan Pié, que homenajeaba el presidente de la Primera República, Francesc Pi I Margall. En 1939, el ayuntamiento franquista eliminar los componentes republicanos del monumento, transformó la columna en un obelisco militar y encargó a Frederic Marès una escultura alusiva al triunfo militar, que perduró hasta el 2011. 

Noticias relacionadas

En 1990, la escultura de Viladomat se trasladó a la plaza de Llucmajor, ahora bautizada con el nombre de plaza de la República, y que queda enlazada con la nueva plaza del Cinc d'Oros para una historia que expresa el conflicto memorial del espacio público.