Ir a contenido

Los barcos hundidos en el Port del Fòrum tardarán días en ser reflotados

La operación está pendiente de la investigación 'policial y del peritaje de los daños

Los restos contaminantes siguen contenidos con barreras y las aseguradoras pagarán la limpieza

Una de las naves que fue afectada por las llamas pero no se hundió.

Una de las naves que fue afectada por las llamas pero no se hundió. / JOSEP GARCIA

Los Mossos d'Esquadra investigan las causas del virulento fuego que el domingo hundió seis yates y afectó gravemente a un total de 10 embarcaciones en el Port del Fòrum. Un siniestro agravado por el hecho de que las llamas se reavivaron esa tarde pese a haber sido dado por extinguido a mediodía con un balance de daños menor. Por ese motivo, dos dotaciones de Bombers de la Generalitat siguieron vigilando la zona hasta ayer para evitar nuevos sustos. No obstante, la normalidad tardará unos días en regresar al puerto deportivo de Sant Adrià, ya que la retirada de restos podría llevar una semana.

Protecció Civil de la Generalitat ha pasado de alerta a prealerta el plan especial especial de emergencias por contaminación de las aguas marinas de Catalunya (Camcat) por la presencia de combustible, restos de embarcaciones y espuma de extinción. Según ha informado, los vertidos están contenidos en la zona del puerto afectada mediante barreras y el resto de barcos que no resultaron dañados han sido reubicados.

El operativo para reflotar los barcos hundidos se demorará varios días, según ha explicado el director del Port del Fòrum, Joan Conde. La coincidencia con la Semana Santa hará que posiblemente se tarde al menos una semana, a su juicio. El Port coordinará la extracción -responsabilidad de los armadores- y establecerá el plan de descontaminación de las aguas, que acabarán sufragando las aseguradoras.

Previamente, será necesario realizar el peritaje de todos los daños, tanto por parte de las aseguradoras de cada embarcación como desde la instalación portuaria. 

ANÁLISIS OBJETIVO

Conde no ha querido valorar el hecho de que cuando el fuego se reavivó los bomberos se hubieran marchado de la zona. "Nosotros no pedimos explicaciones a nadie. En principio no nos toca. Lo que hemos de hacer es analizar objetivamente qué ha pasado y comunicarlo a las aseguradoras", ha dicho. 

El origen del incendio tuvo lugar a las siete de la mañana en una embarcación ocupada por una pareja de franceses, que no pudieron apagar las llamas con extintores y tuvieron que salir corriendo del buque. Rápidamente se propagó a los cinco de al lado. El material inflamable que quedó flotando y el viento de garbí provocó que por la tarde se vieran afectados más barcos, con un balance final de seis hundimientos y con una herida leve por inhalación de humo.

Conde ha añadido que la mayoría de propietarios de los yates eran franceses y alemanes, a los que se estaba localizando, ya que casi todos estaban desocupados.

El siniestro ha implicado un operativo en el que han Salvamento Marítimo, Cruz Roja, Bombers de la Generalitat, los bomberos de Barcelona, Mossos d'Esquadra, el Sistema de Emergències Mèdiques (SEM), el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona, la Policía Local de Sant Adrià de Besòs y voluntarios de Protecció Civil de Sant Adrià.