Ir a contenido

EL FUTURO DEL RECINTO DE LA CIUTADELLA

Barcelona duplica el presupuesto del zoo para acometer su 'refundación'

"Solo tienen sentido los animales en peligro y con planes de conservación", afirma su nuevo director, Antoni Alarcón

Antonio Madridejos

Una hembra de cebra y su hija recién nacida, en el espacio de sabana del zoo de Barcelona.

Una hembra de cebra y su hija recién nacida, en el espacio de sabana del zoo de Barcelona.

El zoo de Barcelona dispondrá de 15 millones de euros en los dos próximos años, el doble que en la legislatura anterior, para acometer su transformación en un zoo más acorde con los nuevos tiempos de la conservación, la investigación y la educación ambiental, según han anunciado esta mañana los máximos responsables del parque. Y esta 'refundación' del histórico recinto, que este año celebra su 125º aniversario, supondrá la eliminación de "todas aquellas especies que no cumplan los requisitos de encontrarse en peligro de extinción y gozar de programas de reintroducción en el medio natural", como ha comentado el nuevo director, el biólogo Antoni Alarcón, que será el principal responsable de pilotar los cambios. "Analizaremos caso por caso qué especies deben quedarse y cuáles no", ha añadido.

Del Llobregat al Besòs

Antoni 'Sito' Alarcón es licenciado en Biología por la Universitat de Barcelona, máster en Ingeniería Ambiental por el Ministerio de Industria y actualmente es gerente del Consorcio del Besòs, además de haber trabajado en la Mancomunidad de Municipios del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) al frente de la gestión de las playas metropolitanas y proyectos relacionados con la recuperación ambiental de los ríos Besòs y Llobregat. Uno de sus proyectos más conocidos es la instalación de arrecifes artificiales en el litoral barcelonés para favorecer la recuperación de la biodiversidad.

En su debut ante la prensa, Alarcón no ha sido mucho más explícito y se ha limitado a comentar que los delfines no cumplen esos requisitos y no deben seguir, una decisión ya conocida. No ha ofrecido ninguna lista de candidatos al trasladado. Sin embargo, teniendo en cuenta que el 85% de las especies presentes en el zoo se encuentran en peligro de extinción, la 'limpieza' no será descomunal. Además, ha descartado que el zoo tenga que ser un recinto dedicado en exclusiva a la conservación de especies mediterráneas, como sugiere la recogida de firmas impulsada por la plataforma animalista Zoo XXI. "Como ha dicho Jane Goodall, algunos chimpancés están mejor en zoos que en sus hábitats muy amenazados", ha insistido Alarcón. 

Frederic Ximeno, comisionado de Ecología, ha afirmado que el ayuntamiento "trabaja intensamente" para buscar un buen destino para los seis delfines del parque. "Estamos estudiando tres propuestas, una de los cuales es en colaboración con el zoo de Baltimore y supondría el traslado de los animales a un recinto en semilibertad en el Caribe", ha dicho. 

El nuevo director ha explicado que el zoo no puede desaprovechar su tirón popular -un millón de visitas anuales- para ayudar a la buena causa de la biodiversidad. "El zoo ha de abrirse más, ir donde hay problemas de conservación y ayudar a lograrlo a quienes ya se dedican a ello. Se puede lograr", ha dicho.

Alarcón, que durante los últimos años ha trabajado en la recuperación ambiental del tramo final del río Besòs, ha destacado que lo que fue una "auténtica cloaca acoge actualmente a más de 400 especies animales".  "El zoo tiene que ser el primer centro que favorezca la recuperación ambiental de este país", ha insistido. Asimismo, ha agradecido el trabajo de quienes le han precedido: "El zoo ha cambiado mucho en los últimos 10 años. Tiene instalaciones impensables con anterioridad. El bagaje de los profesionales que aquí trabajan lo hemos de aprovechar".

GARANTÍAS DE FUTURO

La teniente de alcalde Janet Sanz ha insistido en que el nuevo rumbo del zoo se está decidiendo por consenso con entidades animalistas, científicos, trabajadores y otros grupos municipales. "Somos conscientes de que es un equipamiento importante para la ciudad pero que debe ser sometido a una reforma", ha afirmado. La herramienta clave será un plan estratégico que debería estar acabado en septiembre y que -se espera- dotará de estabilidad al parque tras los vaivenes de las últimas dos décadas, que incluyen un frustrado traslado del parque al Fòrum y la construcción de una reserva de gran tamaño en el Vallès. También se dotará de más poderes a la fundación del zoo.

Jaume Collboni, segundo teniente de alcalde, ha insistido finalmente en que el sustancial incremento del presupuesto, hasta los 15 millones de euros en dos años, "proviene en gran medida de los beneficios que genera la empresa municipal B:SM [Bicing, aparcamientos, Tibidabo]". "A los ciudadanos no les costará un euro de su bolsillo", ha dicho.

0 Comentarios
cargando