28 may 2020

Ir a contenido

FIN DEL DISPOSITIVO DE RESCATE

Recuperados los cuerpos de los dos marineros del pesquero hundido en Barcelona

Las cámaras de un robot sumergible guiado por control remoto han localizado los dos cadáveres cerca del pecio

Los pescadores, de 33 y 37 años, llevaban desaparecidos desde el lunes, cuando naufragó su pesquero

Llega en una embaración de la Guardia Civil el primer cadáver rescatado por el Campoamor.  / GUARDIA CIVIL

Llega en una embaración de la Guardia Civil el primer cadáver rescatado por el Campoamor. 
Imagen del Twitter de Salvamento Maritimo del Fairell  hundido frente el puerto de Barcelona.

/

Hallados los cuerpos de los dos marineros que desaparecieron en el hundimiento de El Fairell, el pesquero de la Barceloneta que colisionó contra un mercante ruso el pasado lunes. Para localizarlos ha sido necesario activar un complejo dispositivo que comenzó a trabajar el miércoles a las 20.10 horas. Un día después, el jueves, se encontró el primer cuerpo, el del pescador marroquí de 33 años. Este viernes de madrugada, se ha recuperado el segundo fallecido, un senegalés de 37 años.

Los dos cuerpos estaban junto al barco, hundido a una profundidad de 157 metros y a una distancia de 3 millas náuticas del puerto de Barcelona. Pero no estaban dentro del pecio, tal como sospechaban los equipos de emergencia, si no a pocos metros de este, sobre el fondo marino. 

El dispositivo diseñado por Salvamento Marítimo ha consistido en desplazar un buque de 80 metros de eslora -el Clara Campoamor- hasta el punto exacto del mar en el que se hundió El Fairell. Desde esta ubicación, se ha descendido el ROV Comanche, un robot sumergible dotado con cámaras y dirigido por control remoto desde el buque. Este aparato ha rastreado el barco y sus alrededores hasta que han aparecido los dos cuerpos.

Como no estaban dentro del pecio, se ha optado por descender una cesta hasta el fondo y ha sido el propio ROV Comanche -dotado con pinzas- el que ha cargado ambos cadáveres en el receptáculo. Los cuerpos han llegado a tierra a bordo de una embarcación del GEAS (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas) de la Guardia Civil. Allí se ha procedido al levantamiento del cadáver por el Equipo Policía Judicial de este cuerpo y por la comisión judicial.