Ir a contenido

Barcelona mueve ficha para acabar con los barracones escolares de La Maquinista

Tramitará la ocupación directa de los terrenos pese a no haber alcanzado aún un acuerdo con el promotor del centro comercial

Calcula que la escuela podría estar construida en el 2019 o 2020 si el Govern prioriza esta inversión

PATRICIA CASTÁN / BARCELONA

Las últimas lluvias en Barcelona dejaron anegados algunos módulos prefabricados en los que estudian cientos de alumnos en La Maquinista. Una situación grave e impropia del siglo XXI en la capital catalana y que ha llevado al ayuntamiento ha dar un golpe de timón para tratar de dignificar este centro escolar de Sant Andreu, integrado por barracones hace nueve años. El consistorio ha optado por una pirueta urbanística, la ocupación directa, para disponer de este terreno antes de que finalice el año. Le tocará entonces mover ficha al Govern y asumir lo antes posible la construcción del recinto, con el reto de que sea una realidad en el 2019 o 2020.

La futura escuela de La Maquinista asumirá los 19 grupos escolares, desde P3 a 6º de Primaria, que ahora están en barracones, en la calle de Ferran Junoy. Mientras se levanta, los estudiantes se trasladarán a módulos provisionales en un solar situado enfrente. 

El equipamiento educativo es víctima de un culebrón urbanístico. El suelo en jaque está incluido en la Modificación del Plan General Metropolitano (MPGM) de un sector de La Maquinista, donde consta la cesión al ayuntamiento de suelos calificados de equipamiento destinados a escuela en dicha ubicación. Sin embargo, esta se tenía que hacer efectiva tras aprobarse el proyecto de reparcelación que reordene la zona.

Pero el plan de mejora urbano, que supone la ampliación del centro comercial, está paralizado tras su aprobación inicial hace dos años. El ayuntamiento tumbó esa reurbanización en diciembre del 2015. Una de las razones fue que los planes del promotor del centro comercial -Unibail Rodamco Steam S.L.U- pasaban por ampliar también el aparcamiento en una parte de subsuelo de dominio público.

URGENCIA

Sin embargo, y pese a que aún no hay acuerdo, la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, comunicó ayer lunes al promotor que la ciudad "no puede esperar más" para levantar una escuela definitiva, por lo que la comisión de Gobierno iniciará en breve el trámite urbanístico de ocupación directa del terreno. Un espacio "que ya reconoce el PGM como público", insiste. Calcula ocho o diez meses de tramitación para hacer efectiva la ocupación directa, e incluso menos, cinco o seis, si el promotor facilita un acuerdo. Sanz mantiene que no debería haber trabas.

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, ha recordado que se trata de la escuela más antigua con barracones -la única de la ciudad integrada solo por módulos- y que su ubicación (reivindicada por los padres y alumnos) es estratégica porque da cobertura a Sant Andreu y el Bon Pastor. Mientras se tramita la ocupación, se redactará el proyecto, para que el Govern pueda ejecutarlo lo antes posible.