01 jun 2020

Ir a contenido

El (creciente) club de los pisos a más de un millón de euros en Barcelona

Entre un 9 y un 15% de las viviendas anunciadas en la ciudad están a precios millonarios

En la mitad de los distritos la mayoría de pisos se ponen en venta a más de 350.000 euros

PATRICIA CASTÁN / BARCELONA

Una vivienda en venta en el paseo de la Bonanova de Barcelona.

Una vivienda en venta en el paseo de la Bonanova de Barcelona. / DANNY CAMINAL

Vivir en un barrio céntrico de Barcelona ya no es una suerte. Es un lujo. Como si se tratara de una frontera invisible, apenas tres o cuatro paradas de metro pueden marcan una diferencia abismal de precios entre unos y otros barrios. Pero de lo que no hay duda es de que la tradicional zona alta (Sarrià-Sant Gervasi y parte de Les Corts), buena parte de Ciutat Vella, Gràcia y el Eixample están por las nubes. Basta con rastrear la oferta de los principales portales para constatar que entre un 9% y un 15% de sus anuncios están por encima del millón de euros.

Una cifra millonaria pero que esconde un crisol cada vez mayor de compradores. Por ese precios se puede optar a 150 o 200 metros cuadrados en Pedralbes, pero por la misma suma se encuentran fincas modernistas del centro del Eixample -muchas veces por reformar íntegramente-, áticos de más de cien metros con gran terraza céntricos y cada vez más piezas singulares en Ciutat Vella.

Su destinatario es igualmente dispar. El barcelonés adinerado suele tener apego a la zona alta y su estatus, o la parte más noble del Eixample, mientras que los inversores foráneos de altos vuelos se pirran por echar el ancla en pisazos del Front Marítim o pequeñas joyas del Gòtic, por ejemplo, explican en diversas inmobiliarias. 

Es una franja de precios, no obstante, que se mueve a mucha menor velocidad que la de los precios bajos. Cuando es para invertir, suele ser para propio disfrute o para alquiler temporal de alto standing. Sobre el total de pisos de más de un millón de euros anunciados en Idealista (14,5% de su oferta), un 6,5% se encuentran en Ciutat Vella (normalmente de menor tamaño pero con el metro cuadrado más caro), un 5% en Gràcia, un 17,2% están en el Eixample, un 16,3% en Les Corts, un 45,9% en Sarrià-Sant Gervasi, un 7,5% en la franja marítima de Sant Martí... y se puede decir que no existen en el resto de la metrópolis.

EJEMPLOS POR LOS AIRES

Las viviendas más sibaritas de 2 a 8 millones proliferan desde el Born hasta la zona alta 

Uno de los especialistas en el segmento, Engel&Völkers, anuncia un sinfín de propuestas en pleno Eixample, empezando por una rehabilitación junto al paseo de Gràcia que ha dado paso a pisos de unos 200 metros cuadrados a 4,4 millones de euros.En Ciutat Vella, su escaparate comercial incluye desde un taller artístico con 10 habitaciones en el Raval que se comercializa en el Raval por 3,5 millones hasta un ático de ensueño en plena plaza de Catalunya o varios superpisos en el Born por hasta 2,5. En la zona alta, las opciones llegan a los 8,5 millones.

Otra inmobiliaria en este caso centrada en este segmento, Barnes, comercializa hace poco inmuebles millonarios en Barcelona, donde creen que el mercado de lujo tiene "mucho recorrido", tanto para buscadores de hogar como inversores. En este ámbito, mantienen que franceses, británicos, alemanes, italianos y belgas son los principales compradores, convencidos de que la capital catalana "reúne características de precio, calidad de vida y prestigio internacional que la convierten en muy atractiva para el cliente de vivienda de lujo".

Desde Don Piso, el subdirector general, Emiliano Bermúdez, opina que “la recuperación de los precios conlleva un aumento moderado en la demanda de inmuebles que pasan de los 700.000 euros, pues el comprador local dispone de un presupuesto más amplio para comprar". Pero advierte que el parque de "las promociones de obra nueva de viviendas de más valor se concentran en zonas periféricas como Diagonal Mar o en municipios de la primera y segunda corona metropolitanas”.

Pero sin llegar a esos extremos (con una notable oferta de viviendas de unos tres millones de euros), sorprende también la evolución de los pisos de la franja intermedia alta. Según la radiografía de Idealista, si en febrero del 2014 la oferta de más de 350.000 euros era un 38,9% de su total de anuncios contabilizados en un mes, el pasado febrero esta franja ya copaba un 56,5% de las viviendas. De hecho, en Sarrià-Sant Gervasi un 93% de reclamos están por encima de ese montante, en Les Corts un 84,4% y en el Eixample un 55,3%. 

Pero hasta en Ciutat Vella, con sus barrios deprimidos y su gran parque de vivienda sin rehabilitar, un 55,3% de los anuncios están por encima de los 350.000 euros, muy por encima de las rentas de gran parte de su población. 

Temas +Barcelona