Ir a contenido

SALUD PÚBLICA

Pienso anticonceptivo para controlar la población de palomas en Barcelona

El ayuntamiento espera reducir el número de animales el 80% en cinco años

El Ayuntamiento de Barcelona se ha propuesto reducir hasta un 80% en cinco años la población de palomas de la ciudad, estimada actualmente en 85.000 ejemplares, facilitándoles pienso con anticonceptivos en 40 puntos de la urbe. Recientemente, el consistorio suprimió las capturas de palomas como método de control.

El comisionado de Ecología, Frederic Ximeno, ha explicado esta mañana los detalles del programa junto a un dispensador pionero situado en los jardines de Can Fabra, en el distrito de Sant Andreu. Durante la próxima semana empezará el despliegue de los 40 dispensadores de pienso anticonceptivo, instalados estratégicamente en función de la abundancia y la densidad de las palomas y los puntos conflictivos donde se han registrado más incidencias.

El pienso está formado por maíz con nicarbazina, sustancia anticonceptiva para las aves y totalmente inocua para los humanos. El comisionado ha asegurado que se trata de un sistema sencillo y que a medio plazo tiene un coste similar al de las capturas.

El objetivo es lograr una reducción de las poblaciones del 20% durante el primer año y de entre el 70% y el 80% al cabo de cinco años. Ximeno ha subrayado que Barcelona es la primera gran ciudad europea que impulsa este método para controlar su población de palomas, que se basa en la experiencia de Génova (Italia) y que aspira a que sea "el definitivo". En Catalunya, el mismo sistema empezó a utilizarse en el año 2013 en Molins de Rei y Cardona.

Aunque ha eludido decir cuál es la población de palomas deseable en Barcelona, Ximeno ha señalado que las palomas son una especie dominante que ocupa espacio y que en grandes cantidades comportan riesgos para la salud, el mobiliario urbano y el espacio público.

0 Comentarios
cargando