30 oct 2020

Ir a contenido

La cárcel Modelo cerrará en junio

El centro dejará de recibir reclusos en marzo y trasladará a los actuales a otras prisiones

Brians 1 se convertirá en el nuevo recinto penitenciario de preventivos de Barcelona

TONI SUST / BARCELONA

La cárcel Modelo de Barcelona, en enero pasado.

La cárcel Modelo de Barcelona, en enero pasado. / ALBERT BERTRAN

Se ha anunciado tantas veces que muchos necesitarán verlo con sus propios ojos para creerlo, pero la cárcel Modelo ya tiene fecha de cierre. O mejor, mes de clausura. La Conselleria de Justícia cuenta con un calendario de actuación: el 7 de  marzo, la cárcel dejará de recibir internos, y los que todavía estén en ella serán trasladados a otros centros penitenciarios, al igual que los funcionarios que prestan sus servicios en la instalación de la barcelonesa calle de Entença. Según han relatado este lunes fuentes sindicales y ha ratificado después el 'conseller' Carles Mundó, el proceso culminará con el cierre de la cárcel, previsto para junio, para cuando se espera la salida del último preso de la instalación.

La cúpula de la ‘conselleria’ ha mantenido este lunes una reunión con los sindicatos para abordar la cuestión antes de hacer públicos sus planes. Mundó, que en enero ya anunció que el propósito era que la vieja cárcel de Barcelona viera extinguida su actividad este mismo año, ha detallado luego el plan.

A BRIANS 1

Este martes se iniciará el traslado de internos de Brians 1 y 2 (Sant Esteve Sesrovires, Baix Llobregat) a otras prisiones: las de Mas d’Enric (Catllar, Tarragonès), Ponent (Lleida, Segrià), Lledoners (Sant Joan de Vilatorrada, Bages) y Quatre Camins (La Roca, Vallès Oriental). A continuación, los internos que queden en Brians 1 serán trasladados a Brians 2, dejando la primera vacía para recibir a internos de la Modelo. El lunes 6 de marzo será el último día en que la vieja cárcel de Barcelona reciba presos.

El 20 de abril empezará el éxodo de los internos de la Modelo hacia Brians 1, que en adelante actuará como cárcel de preventivos (pendientes de juicio) de Barcelona. Los primeros en irse serán los 127 presos en régimen abierto, que solo pernoctan en la cárcel, y que en adelante lo harán en la de Trinitat.

La primera semana de mayo, el resto de internos de la Modelo iniciarán su tránsito hacia Brians 1, adonde ya estarán llegando presos preventivos desde un par de meses antes. La previsión de Justícia es que para entonces solo queden unos 500 presos en la cárcel destinada al cierre, ya que, según ha subrayado el 'conseller', la estancia media en la Modelo es de 47,6 días en el 80% de los casos.

Mientras que los preventivos irán a Brians 1, los penados lo harán a otras cárceles, como Brians 2, Quatre Camins y Lledoners. Los últimos de la Modelo la dejarán en junio. Unos meses después, ha relatado Mundó, la Generalitat entregará las llaves de la cárcel al ayuntamiento, que es su propietario desde el 2013.

COSTE DE RENOVACIÓN

El ‘conseller’ ha recordado la de veces que se ha prometido el cierre de la Modelo (ha recalcado que el entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, ya lo anunció hace 40 años) y ha argumentado la decisión en que el inmueble tiene 113 años y está “obsoleto”. Mantenerlo, ha dicho, supondría una inversión de 25 millones de euros: “En algunas partes se cae literalmente a trozos”. También ha defendido que, pese al cierre, la ocupación de las cárceles catalanas no variará sustancialmente: pasará del 67,4% actual a un 72,9%. La Modelo es la única que está saturada. La capacidad es para 790 presos y, según Mundó, en la actualidad cuenta con 929 internos: 750 preventivos y el resto, penados.

El plan de cierre de la Modelo pasa por un acuerdo entre la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona para que la primera disponga de dos solares en la Zona Franca para erigir en ellos una cárcel de régimen abierto y otra de régimen cerrado. Los terrenos suman 26.500 metros cuadrados y están valorados en 15 millones de euros. En este caso hay un escollo que salvar: son terrenos del Consorcio de la Zona Franca, participado por el ayuntamiento pero también por el Gobierno central.

BARCELONA "VIGILARÁ" EL CALENDARIO

Además de la Modelo, también cerrará sus puertas, aunque más adelante, la cárcel de régimen abierto de Trinitat Vella, cuya sede será adquirida por el consistorio para construir 265 viviendas sociales. Justícia prevé que el nuevo centro abierto de la Zona Franca esté en funcionamiento en el 2021, lo que permitirá cerrar ese año Trinitat Vella (57 años después de su apertura). La nueva cárcel de mujeres de la Zona Franca está prevista para el 2025. En cuanto abra se podrá cerrar la de Wad Ras, que acumula 102 años de vida. En la cárcel de mujeres de la Zona Franca habrá 300 plazas para preventivos, que se sumarán a las de Brians 1.

El acuerdo se empezó a fraguar en abril del 2016, cuando el grupo de ERC en el ayuntamiento y el gobierno de Ada Colau pactaron desencallar el proceso necesario para clausurar la Modelo como una de las condiciones para que los republicanos apoyaran la modificación de crédito que impulsó Colau La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, ha afirmado que el consistorio estará atento a que se cumpla el calendario: “Esperamos que el anuncio del Govern se cumpla y podamos disponer del espacio y empezar a determinar su uso”.