29 oct 2020

Ir a contenido

EDUCACIÓN

El ampa de la escuela amenazada de cierre deja la ocupación de una oficina de Ensenyament

Los padres exigen que se mantenga el centro y confían en la reunión que mantendrán el lunes con la 'conselleria'

M. B. / MATARÓ

Miembros del ampa de la escuela Mar Nova de Premià de Mar, durante la ocupación de las dependencias de la Generalitat.

Miembros del ampa de la escuela Mar Nova de Premià de Mar, durante la ocupación de las dependencias de la Generalitat. / JOAN SALICRÚ

El ampa de la escuela Mar Nova de Premià de Mar, que la Conselleria d'Ensenyament quiere cerrar el próximo curso, han abandonado la ocupación  de la oficina del departamento en Mataró tras 30 hoara de protesta, después de que el secretario de políticas educativas de la Generalitat, Antoni Llobet, se comprometiera a mantener con la asociación una reunión el próximo lunes para hablar de la futura clausura del centro.

Fuentes de la Conselleria d'Ensenyament han manifestado a Efe que la Generalitat se muestra "abierta al diálogo" para tratar el cierre previsto de esta escuela, mientras que los manifestantes han depositado su confianza en la reunión de la próxima semana y por ello han decidido "parar temporalmente la ocupación".

Aún así, los manifestantes mantienen que el anuncio del cierre de la Mar Nova "es un ejemplo de las malas prácticas" del departamento. En se sentido, los padres y miembros sindicales reiteran la necesidad de que la Generalitat asuma el compromiso de no cerrar ningún centro educativo catalán, ni siquiera en poblaciones en las que se ha producido una caída demográfica. El ampa del colegio asegura que el Ayuntamiento de Premià también se opone al cierre.

APOYO DE LA FEDERACIÓN DE AMPAS

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Catalunya (FAPAC) ha dado su pleno apoyo a las familias. En un comunicado, la FaPaC denuncia que muchas de las escuelas cerradas hasta ahora eran de nueva creación y con proyectos innovadores que implicaban toda la comunidad educativa, al entorno y al municipio.

Según la Fapac, la política de cierres no tiene en cuenta la planificación escolar, la bajada de ratios, la demanda de las familias ni los proyectos innovadores de las escuelas.

Como ejemplo de cierres, cita los de la Escuela Vilamagore (Sant Pere de Vilamajor); Sant Baldiri (Lliçà d'Amunt) con un edificio vacío, cuyo destino parece estar a medio decidir; Can Montllor (Terrassa); Xarau (Cerdanyola del Vallès); Gil Cristiano y Arbós (Selva del Camp).

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA