Un vídeo muestra la calma del abuelo pistolero en un atraco

"Dona'm tota la pasta o et deixo sec d'un tret", le dijo al farmacéutico

El abuelo pistolero, durante un atraco a una farmacia de Hostafrancs, en Barcelona.

Se lee en minutos
GUILLEM SÀNCHEZ / EL PERIÓDICO

Un hombre mayor entra con paso seguro en una farmacia del barrio de Hostrafancs. Lleva la cabeza cubierta con un gorro de lana. Se acerca al mostrador y allí se abre la chaqueta y, para susto del farmacéutico, saca de la cintura del pantalón una pistola con la que le encañona. Acto seguido el atracador se acoda en el mostrador en un gesto no exento de chulería y da instrucciones al boticario. El ladrón coge los billetes de la caja registradora, se los pone en un bolsillo del pantalón y se va por donde ha venido, todo ello con destacable calma.

Es la secuencia de uno de los golpes del abuelo pistolero, el hombre de 71 años detenido el martes tras cometer seis robos en otros tantos días, todos en el distrito de Sants-Montjuïc. Las imágenes fueron registradas por la cámara de seguridad del comercio.

"Me dijo, en catalán: 'Dona'm tota la pasta o et deixo sec d'un tret", ha explicado a EL PERIÓDICO el farmacéutico que sufrió el atraco.

Noticias relacionadas

El boticario expresó sus dudas sobre la autenticidad del arma cuando el atracador desenfundó. Pero la respuesta de este le dejó helado: "Vols provar-la?" Sus dudas era fundadas: la pistola era de pega.