Ir a contenido

De profesión, público de la tele

Esta mujer ha salido en televisión más que muchos famosos. Lleva 30 años aplaudiendo ante los focos. Es público profesional. La acompañamos a 'Tu cara me suena'

Ana Sánchez

Rosa Ribalta -todos la conocen como Rosita-, en el plató de ’Tu cara me suena’, el pasado martes, cuando se grabó la gala que se emite este viernes. Al fondo, Mateo, el animador de público.   / CARLOS MONTAÑÉS

Rosa Ribalta -todos la conocen como Rosita-, en el plató de ’Tu cara me suena’, el pasado martes, cuando se grabó la gala que se emite este viernes. Al fondo, Mateo, el animador de público.  
Rosita Ribalta, ’la jefa’, más de 30 años de público figurante en programas de TV.

/

Cualquier telespectador estándar ha visto a esta mujer en la tele más que a Belén Esteban. Casi 30 años lleva sentándose ante los focos. Ya entra en los platós con el deje de rutina con el que entraría en el súper. ¿Su cara no le suena? Fíjese bien: detrás de Àngel Llàcer, de Arturo Valls, de Juanra Bonet aparecerá aplaudiendo en cualquier momento una señora con la coleta violeta.

Rosa Ribalta, se llama. “Rosita”, se presenta ella. “La que más público nos ha traído en la historia de la productora”, dice al verla llegar Víctor, responsable del departamento de público de Gestmusic. Es martes, son las cinco y cuarto de la tarde en un polígono de San Just Desvern. Uno se siente como si acabara de descubrir un mundo paralelo. Hay 600 personas -¡600!- haciendo cola con la parsimonia con la que la hacían los del anuncio ochentero del cuponazo. Es una alucinación típica del desierto poligonero de Sant Just. Aquí está el plató de Mediapark. Hoy se graba ‘Tu cara me suena’.

Su agenda parece un ‘zapping’: hoy, ‘Tu cara me suena’; mañana, ‘Ahora caigo’; la semana que viene, ‘Boom’; y un nuevo concurso: ‘Tot o res’

Rosita ha aparcado en la puerta, como siempre. Llega justo cuando se va una remesa de trabajadores. Va a la cola a buscar a “la pandilla”. Hoy ha traído solo a 11 espectadores. Mañana llevará un autocar -55 personas- a ‘Ahora caigo’. Su agenda parece un ‘zapping’: hoy, ‘Tu cara me suena’; mañana, ‘Ahora caigo’; la semana que viene, ‘Boom’; y un nuevo concurso: ‘Tot o res’. “¿Que por qué hago esto? –se ríe-. Si no lo hago, esta gente se nos muere”. “La pandilla” asiente. En Masquefa, donde vive, conocen a Rosita como “la señora que lleva a la gente a la tele”. Rellena platós con gente de Masquefa, Piera y Martorell.

FUE "JURADO POPULAR" DE 'TÚ SÍ QUE VALES'

¿Se considera público profesional? “Sí”, asiente, aunque no se gane la vida con esto. En Barcelona no se cobra por ir a un programa; en Madrid, algo: 10-15 euros. “Yo lo hago porque me lo paso bien”, se justifica. Ha llegado a ejercer de “jurado popular” en ‘Tú sí que vales’.

Rosita tiene 67 años y un carácter inversamente proporcional a su estatura. “Si encima de medir un metro me toman el pelo…”, se ríe. Empezó en 1989. “Pagué 1.000 pesetas por ir a un programa –antes se pagaba, cuenta-. Y me dijeron: si nos buscas gente, no pagarás”. Y hasta ahora.

A las cinco y media, la cola empieza a moverse. “¡¡Rosita!!”. La besan en el control de entrada. Entra con andares de vip y otra vez a hacer cola. Aún queda un peregrinaje de una hora hasta el plató. Hay quien aprovecha para vender collares. “No llevo años yo aprovechando la cola...”, se ríe una señora enseñando la mercancía a lo estraperlo.

“No me digas que esto no es pesado”, dice Rosita una hora después. “Vale la pena sufrir”, replica una de la pandilla. “Dentro se te pasa todo”, añade otra. Entran en plató y se les avalanza Mateo. “¡¡Rositaaaa!!”, dos besos. “No le gusta el brillo a esta mujer…”, dice al micro. Es el animador de público. “Rosita lleva 25 años en la tele”, explica a los que están sentados. “¿25? Pero si tiene 30…”, grita un señor. “Este quiere algo”, susurra Mateo.

CARLOS MONTAÑÉS

Rosita, junto a su "pandilla", compartiendo fila, poco antes de la grabación de 'Tu cara me suena'.

A la pandilla hoy la colocan tras el sofá donde se sentarán los concursantes. Cuanto más arrugas, más arriba. Son las 18.30. Aún queda hora y media para que empiecen el 'show'. Rosita radia a lo pitonisa lo que va a pasar. “Ahora dan un tentempié. Ese es Álex, el regidor. Hay que grabar recursos, después iremos al baño”. Vamos al baño y se queda entre las dos colas. “Espera”. Llega un chico e indica cómo llegar a otro servicio. Rosita entra la primera.

SEIS HORAS Y MEDIA EN PLATÓ 

Mateo sigue con su ‘show’ mientras enseña al público qué hacer. Ahora aplaudir, ahora reír, ahora corear “ole, ole y ole”. Todos obedecen con paciencia de profesional. Entra el jurado: Lolita, Chenoa, Latre, Llàcer. No hay ni un conato de histrionismo de fan. Son las 8, empiezan las actuaciones. Rosita y la pandilla lo bailan todo. ¿Cuál es el mejor programa? “Este –susurra-. Hay una lista de espera de 3.000 personas”.¿Y la mejor cena de plató? “¡Ninguna!”. Hoy toca bocadillo de jamón. 

Los últimos aplausos se dan a la una de la mañana. Rosita sale contenta. Ella y 599 personas ya saben quién ganará la gala de este viernes. Se despide “hasta mañana”. Otra vez a un plato. A este submundo de gente que aplaude. Solo el departamento de público de Gestmusic movió el año pasado a 50.013 espectadores

Temas: Barceloneando