Ir a contenido

BARÓMETRO SEMESTRAL DEL AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Colau pierde apoyo electoral aunque volvería a ganar las municipales

Barcelona en Comú baja 2,8 puntos en intención de voto; ERC, medio, y CiU, 2,7

El turismo asciende al segundo puesto en la lista de preocupaciones del ciudadano

TONI SUST / BARCELONA

Colau, en un pleno municipal del pasado octubre. 

Colau, en un pleno municipal del pasado octubre.  / FERRAN SENDRA

Aunque el Barómetro semestral del Ayuntamiento de Barcelona solo habla de intención de voto, no cocinada demoscópicamente, lo que puede menoscabar lo significativo de estos datos, la tendencia que marca es tenida en cuenta por los partidos, sobre todo si les va bien. La última edición del estudio, presentada este miércoles por el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, registra descensos en apoyo de los tres principales partidos, con magnitudes distintas.

Barcelona en Comú, el grupo que más baja, recibe en el Barómetro, elaborado mediante una encuesta realizada entre el 21 de noviembre y el 9 de diciembre, una intención de voto del 15,1%, una décima menos que el resultado que obtuvo en las elecciones municipales del 2015 pero 2,8 puntos menos que en el anterior barómetro, elaborado en mayo y presentado en junio, en el que su porcentaje era de un

El 37,3% cree que la ciudad ha empeorado

El barómetro semestral presentado en junio pasado indicaba que un 32,8% de los encuestados opinaban que Barcelona había mejorado y que el 33,6% opinaban que había empeorado. Ahora, un 32,8%, igual que hace medio año, afirma que la ciudad ha mejorado, mientras que los que creen que ha empeorado crecen como grupo, del 33,6% de junio a un 37,3% en esta edición. En la encuesta que se presentó en diciembre del 2015, solo un 24,8% veía mejora y un 38% denunciaba degradación. En cuanto a la gestión del ayuntamiento, un 49,9% la juzga buena o muy buena, frente a un 52,5% en junio, y un 29,1% la considera mala o muy mala, frente a un 25,8% hace seis meses.

17,9%. En diciembre del 2015 era de un 15,6%. Su tendencia al alza, pues, se revierte.

Sus principales rivales en la lista de intención de voto, ERC y CiU (en la encuesta se utiliza la nueva denominación, PDECat, y así se preguntó a la ciudadanía), también bajan, pero los republicanos solo cuatro décimas, del 12,3% al 11,9%. En las municipales la candidatura de Alfred Bosch logró el apoyo del 6,6% de los votantes.

En el caso de CiU, el descenso es más claro: de una intención de voto del 8,5% en mayo pasa a un 5,8% ahora. Son porcentajes que están muy por debajo del resultado de Xavier Trias en mayo del 2015, cuando logró un 13,7%.

COLAU PIERDE EN VALORACIÓN

Pisarello ha subrayado que el descenso es general y ha encontrado un motivo posible: “Quizá es un mensaje de la ciudadanía, que nos dice que nos tenemos que poner de acuerdo en casos como el de la contaminación”.

En valoración, encabezan la lista Trias y Bosch, al igual que hace medio año, pero con dos décimas menos: pasan de un 5,5 a un 5,3. Colau también repite como tercera: recibe un 5,1, tres décimas menos que en mayo. Pisarello ha afirmado que en ese aspecto puede haber influido la participación de Colau en el debate de la “cuestión nacional” catalana, es decir, el proceso soberanista.

La mano derecha de Colau ha destacado que el barómetro recoge una mejora de la percepción de la situación laboral. Si se pregunta por los principales problemas de ciudad, no por los individuales, el paro y las condiciones de trabajo siguen encabezando la lista, como hace años, pero si hace seis meses lo citaban el 26,6% de los encuestados ahora lo hacen el 17,6%.

El turismo es ahora visto como el segundo problema de ciudad por el 11%, cuando en el anterior estudio era el cuarto, con un porcentaje del 5,8%. Crece, pues, la preocupación por el turismo, lo que alguna relación debe de guardar con que sea uno de los aspectos centrales del debate municipal.

REACCIONES

La oposición ha subrayado el descenso de Barcelona en Comú en intención de voto. Por CiU, el concejal Joaquim Forn ha afirmado que tras un año y medio de gestión de Colau “empieza a haber un desgaste de la alcaldesa”. Forn ha destacado que Trias siga siendo el más valorado 18 meses después de las elecciones municipales. “Algunos quieren convertir a Colau en la líder mundial, pero en Barcelona hay dos personas por delante en valoración, Trias y Alfred Bosch”.

El aludido, Bosch, ha visto en el barómetro la prueba de que ERC es “la única alternativa a Colau: asumimos esa responsabilidad”. La jefa de filas de Ciutadans, Carina Mejías, ha subrayado que su grupo “se consolida como la primera fuerza constitucionalista que hace política útil para solucionar los problemas de los barceloneses”. Por el PP, Ángeles Esteller , ha manifestado que la encuesta “constata el declive de Colau”, y ha afirmado que los temas que ella gestiona directamente preocupan más ahora a la gente.

0 Comentarios
cargando