POLÍTICAS MEDIOAMBIENTALES

BCN tendrá un título de transporte especial para los días de contaminación extrema

Los conductores que dejen el coche en casa podrán adquirir dos billetes por 1,87 euros, lo que cuestan dos viajes con la T-10

BCN tendrá un título de transporte especial para los días de contaminación extrema

ARCHIVO / DANNY CAMINAL

2
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

Al margen de la congelación de las tarifas, Govern, Ayuntamiento de Barcelona y Área Metropolitana han acordado este lunes impulsar un nuevo título de transporte especial para los días en los que se registren episodios excepcionales de contaminación. El objetivo es incentivar el uso del bus y el metro entre los ciudadanos que de manera habitual recurren al vehículo privado.

El precio de esta 'T-Ambiental' se equiparará con el de la T-10. El trayecto de ida y vuelta costará 1,87 euros, que es lo que cuestan dos viajes de los 10 que incluye el título de transporte más utilizado en el entorno de la capital catalana. Solo se podrá adquirir y utilizar los días en los que se superen los límites de dióxido de carbono y de partículas en suspensión. La medida va de la mano de la batería de restricciones medioambientales anunciadas el 21 de noviembre por el gobierno de Ada Colau, según las cuales, cerca de un millón de vehículos de la provincia no podrán circular por el interior de la capital catalana a partir del 2020.

ADIÓS, CHATARRA

Esta iniciativa va de la mano del proyecto que impulsa el Área Metropolitana de Barcelona y que prevé que los conductores que se deshagan de su viejo turismo sin etiqueta medioambiental de la DGT, según avanzó el domingo 'La Vanguardia', dispongan de tres años de transporte público gratis. Esta nueva tarjeta verde irá asociada a un DNI que podrá ser el del titular del coche o el de alguno de sus familiares, siempre y cuando no tenga a su nombre otro vehículo a motor.

Los conductores que se deshagan de un coche  sin etiqueta medioambiental de la DGT tendrán tres años de transporte gratis

Noticias relacionadas

En lo que llevamos de 2016 no se ha registrado ningún episodio de contaminación extrema. La concejala de Movilidad, Mercedes Vidal, ha concretado hoy que la tarjeta ambiental podría ser necesaria entre cero y tres días al año. Por el momento, Barcelona no se plantea tomar medidas más radicales, como sí harán ciudades como Madrid, París, Atenas o México (con muchos más problemas de polución), en las que a partir del 2025 se prohibirá la circulación a todos los autos diésel. El consistorio barcelonés comulga con el plan, pero antes de sumarse al veto, quiere consensuarlo con el resto de fuerzas políticas.

En Barcelona se da la circunstancia de que el aumento del uso del transporte público no va de la mano de una disminución del peso del vehículo privado en la movilidad urbana y metropolitana. Sucede que los atascos en los accesos de la ciudad son similares a los que se registraban antes de la crisis. Y que la circulación dentro del círculo que delimitan las rondas también se ha complicado. Según un reciente estudio del RACC, la circulación creció en el 2015 un 3% en los accesos a la capital catalana. La congestión, y ahí está lo inquietante, aumentó un 28%, y según el club automovilístico, si no se toman medidas, en un año los atascos se disparará un 50% y el número de coches en la carretera se incrementará un 9%. Según este informe, las 200.000 personas atrapadas en los atascos pierden cada día 16 minutos al volante (52.000 horas diarias entre todos los atrapados en la ratonera), lo que en términos económicos y productivos se traduce en 685 euros por cabeza y año.