Los taxistas de Barcelona podrán aprender inglés gratis por internet

El Ayuntamiento, Turismo y el Instituto Metropolitano del Taxi lanzan un curso online para empezar de cero

Parada de taxis en el Fòrum.

Parada de taxis en el Fòrum. / ALBERT BERTRAN

1
Se lee en minutos

El Ayuntamiento de Barcelona, a través de Barcelona Activa, el Instituto Metropolitano del Taxi (IMET) y el Consorcio de Turismo de Barcelona ofrecen un curso online gratuito de inglés para taxistas. El objetivo de este curso es facilitar el aprendizaje y la adquisición de herramientas básicas de comunicación en inglés para facilitar la comunicación con los casi 30 millones de turistas que visitan Barcelona cada año, en su mayoría de habla inglesa.

El regidor de empresa y Turismo, Agustí Colom, ha destacado que “este programa formativo se ha diseñado teniendo en cuenta las necesidades formativas del sector, pero también las posibilidades de dedicación cuando un profesional está en activo”. Colom ha puesto en valor la posibilidad que los taxistas sigan la formación a través de las nuevas tecnologías, y “fomentar así las capacidades digitales del col•lectivo a través de un proyecto innovador y de calidad”. “El objetivo es que los sea de utilidad, eficiente y efectivo para contribuir a mejorar la competitividad de un sector de peso a la ciudad”, ha remachado el regidor. 

El nuevo curso tipo MOOC (que admite miles de conexiones simultáneas), que ya tuvo una prueba piloto con dos ediciones entre enero y abril con casi 300 conductores, comenzará el 15 de enero y tiene la inscripción abierta a través de la web. En las ediciones anteriores, según la empresa Homuork, completaron el curso el 30% en la primera edición, y el 42%, en la segunda, lo que supone una "participación alta", afirman. 

CONVERSACIÓN BÁSICA

Noticias relacionadas

El 60% de conexiones a la plataforma de formación del curso se hicieron vía móvil, el 18% a través de tablet y el 22% por un ordenador de mesa. Tiene una duración de cuatro semanas, no hacen falta conocimiento previos de inglés y está formado por cinco bloques pedagógicos y 20 lecciones en las que se aborda desde el tráfico, el pago del servicio, la climatología, la pérdida de un objeto, como encontrar una dirección o aspectos culturales básicos de la ciudad. 

El proyecto tiene un coste de 30.000 euros y está financiado con el Fondo de Fomento del Turismo, proveniente de la recaudación en Barcelona del impuesto sobre estancias en establecimientos turísticos.