Ir a contenido

Barcelona investiga un posible fraude de FCC en el servicio de recogida de basuras

El consistorio sospecha que la empresa falseó datos para apropiarse 800.000 euros

Imagen de archivo de recogida de basuras en Barcelona.

Imagen de archivo de recogida de basuras en Barcelona. / JULIO CARBÓ

El Ayuntamiento de Barcelona investiga un posible fraude de la empresa FCC en la gestión del servicio de limpieza diaria y retirada de residuos de la ciudad, mediante el cual la empresa se apropió, supuestamente, la cantidad de 800.000 euros. El gobierno municipal ha analizado el caso en la reunión de este jueves de la comisión de gobierno y ha acudido a la Fiscalía Superior de Catalunya.

El fraude consistiría en la manipulación por parte de la delegación de la firma en Barcelona de datos de su gestión mediante la facturación de servicios no realizados y la mezcla de residuos que deberían separarse, según ha avanzado este jueves 'El País'. El ayuntamiento ha abierto un expediente administrativo de diligencias para determinar la responsabilidad contractual en la que haya podido incurrir la firma. La Oficina de Transparencia municipal ha trasladado a la fiscalía el expediente informativo elaborado por el consistorio.

LOS HECHOS

FCC presta el servicio de limpieza y recogida de residuos de Ciutat Vella, el Eixample y Gràcia, por cuya labor factura anualmente 106 millones de euros. El fraude de los 800.000 euros proviene de actuaciones del perioodo 2013-2015. Según los indicios, la firma facturaba entre ocho y nueve operarios más de los que trabajaban cada día y manipulaba la recogida de residuos para lucrarse. La empresa cobra por tramos, y cada vez que salta de uno a otro ingresa una cantidad menor. Para evitarlo, retocaban datos con el fin de simular que no habían superado esos tramos. La manipulación afectaría a 43 toneladas de las 6.000 gestionadas en el periodo. De entrada, el ayuntamiento ha reaccionado ampliando

Janet Sanz

teniente de alcalde Ecología y urbanismo

El ayuntamiento tendrá una política de tolerancia cero con el incumplimiento de cualquier contrato. Si se confirma el fraude, exigiremos que se devuelva hasta el últmo céntimo

la vigilancia sobre el servicio, complementando las 40.000 inspecciones anuales que tienen lugar cada año.

COMPARECENCIA

Después de que la comisión de gobierno abordara la cuestión, el teniente de alcalde de Derechos de Ciudadanía y Transparencia, Jaume Asens, y la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, han comparecido para hablar de la cuestión. "El ayuntamiento tendrá una política de tolerancia cero con el incumplimiento de cualquier contrato. Llegaremos hasta donde haga falta y si se confirma el fraude exigiremos que se devuelva hasta el último céntimo de euro público", ha afirmado Sanz.

Asens ha pedido a la fiscalía que actúe "con la máxima celeridad y la máxima contundencia" y ha considerado que los hechos, si se confirman, suponen "un ataque no solo al ayuntamiento, sino también a la ciudadanía, en un ámbito tan sensible como la limpieza".

La fiscalía no ha abierto por ahora diligencias.

El gerente de Recursos, Joan Linares, que ha comparecido junto con Asens, Sanz y el comisionado de Ecología, Frederic Ximeno, ha advertido de que se contempla la posibilidad de la rescisión del contrato e incluso de que FCC sea inhabilitada para trabajar con otras administraciones.

LA OPOSICIÓN

CiU y el PP han pedido firmeza al gobierno municipal. En un comunicado, los convergentes han mostrado su apoyo a la alcaldía para que se aclare el presunto fraude, han exigido a la empresa que colabore y llaman a “llegar hasta el final” en la depuración de responsabilidades “administrativas y penales”. Por el PP, Javier Mulleras ha reclamado que se impongan mayores controles y que el consistorio aporte “todas las auditorías contables y de gestión” realizadas por la empresa adjudicataria.

0 Comentarios
cargando