Ir a contenido

TRADICIONES

El puente festivo reduce la afluencia a los cementerios de Barcelona en Todos los Santos

Unas 85.000 personas han acudido a los camposantos de la capital catalana frente a las 93.000 del año pasado

Todos los Santos en los cementerios de Montjuic y Poble Nou / RICARD FADRIQUE

Unas 85.000 personas han acudido este martes, día de Todos los Santos, a los nueve cementerios de Barcelona, según han explicado fuentes municipales. La cifra supone una afluencia menor que en el 2015, cuando visitaron estos espacios 93.000 personas el 1 de noviembre, si bien la festividad cayó entonces en domingo, a diferencia de este año, día final de un puente festivo. La asistencia desde el sábado 29 asciende hasta 177.000 visitantes.

Esta cifra se refiere a los cementerios de Collserola, Montjuïc, Les Corts, Sant Andreu, Poblenou, Sant Gervasi, Sarrià, Horta y Sants, que han cerrado a las seis de la tarde, tras diez horas de apertura.

La coincidencia de la celebración con el puente festivo es una posible explicación, si bien el director general de Cementirs de Barcelona, Jordi Valmaña, ha destacado que los ciudadanos cada vez espacian más las visitas a las tumbas de sus seres queridos, llegando incluso a desplazarse al cementerio el fin de semana previo.

VARIEDAD DE OFERTAS

El cementerio de Poblenou de Barcelona es uno de los recintos que ha acogido esta avalancha de visitantes, que han tenido a su disposición propuestas culturales para desplazarse con toda la familia, como un taller de chapas, escuchar un concierto a las puertas del recinto y asistir a una lectura de epitafios para parte de un grupo de actores jóvenes.

Iniciativas que se enmarcan en la voluntad de las autoridades de "abrir'' los cementerios a la población, no solo por Todos los Santos, como destaca Valmaña, sino durante todo el año, como se puede hacer con motivo de las visitas nocturnas en Poblenou, que este año ha contado con la participación de 14.000 personas. 

PAZ

Las familias que este martes por la mañana llenaban el cementerio de Poblenou arreglaban los nichos, quitando el polvo y sobre todo, ofreciendo ramos de flores. Entre la muchedumbre de visitantes, Ana López explica que viene muy a menudo a ver la tumba de sus padres y reconoce que la gente viene solo en estas fechas señaladas. Dice que vive muy cerca y que le gusta estar en el cementerio porque ''es un lugar donde hay la paz'',que no se encuentra en el mundo.

María y José se hacían una fotografía con el móvil delante de donde descansan los padres de él y los abuelos de ella. Reconocen que los tienen siempre presentes pero que la visita al cementerio la dejan cada año por Todos los Santos.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.