Franco se va

Las imágenes grabadas de los ataques a la estatua ecuestre se incorporarán a la exposición del Born

CiU, C's y PP piden a Colau la dimisión de Ricard Vinyes, comisionado de Programas de Memoria

Los ataques a la estatua de Franco se incorporarán a la exposición del Born / ACN

Los ataques a la estatua de Franco se incorporarán a la exposición del Born
Franco se va
Franco se va
Retirada de la estatua decapitada de Franco tras ser derribada.

/

Se lee en minutos

La estatua decapitada de Franco llegó el pasado lunes envuelta de polémica a la explanada del Born, donde fue derribada por tres jóvenes la noche del jueves, hecho que ya está investigando la Guàrdia Urbana. Como era previsible, el pronóstico del ayuntamiento de mantenerla a la intemperie hasta pasadas las fiestas de Navidad no se ha cumplido. A los cuatro días, la escultura ha tenido que ser retirada del suelo por un camión de gestión de residuos urbanos, el que recoge los trastos de grandes dimensiones que se abandonan en plena calle.

En todo este tiempo, las cámaras del Born Centre Cultural i de Memòria han captado los lanzamientos de huevos, de frutas maduras y de maíz. También las pintadas, las manifestaciones, las reyertas, las banderas alzadas, los insultos, las caídas al suelo derivadas de encendidas peleas, el derribo y hasta la colocación de una muñeca hinchable y de la cabeza de un cerdo. El guión de la película filmada no estaba escrito, pero ha superado las expectativas previstas por el gobierno municipal. Entre ellas, que CiU, C's y PP unan fuerzas para pedir la dimisión de Ricard Vinyes, comisionado de Programas de Memoria, que en estos momentos ya trabaja en otra exposición de enrevesado transfondo político: la de los 30 años del atentado de Hipercor. "No dejará indiferente a nadie", declaró Vinyes a este diario. Al menos con la de Franco, lo ha conseguido.

Las imágenes de los ataques y la posterior destrucción de la estatua decapitada se recogerán en la exposición que sigue abierta en el interior del Born, según ha anunciado el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Gerardo Pisarello. Con ello, el protagonismo ahora no recaerá en la escultura, sino en el público que se acercó a ella y mordió el anzuelo de la provocación.

HERIDAS ABIERTAS

Pisarello se ha mostrado "comprensivo" con las protestas, que evidencian "que las heridas del franquismo aún no se han cerrado". Para el primer teniente de alcalde hay cuestiones que se podían prever, como que hubiera muestras de rechazo, pero el final, no. “La hemos decidido retirar porque está destrozada", ha explicado, dejando entrever que no pensaban hacerlo solo por pinturas o ataques.

Pisarello muestra su "comprensión" Pisarello muestra su "comprensión" por las reacciones ciudadanas y afirma que "no estaba previsto" que rompieran a la estatua

"Lamentamos que se haya roto pero comprendemos por qué se ha hecho. Teníamos que haber explicado mejor cuál era el vínculo entre las estatuas fuera del recinto y lo que se explicaba dentro", ha añadido, aventurando que ya se habían previsto unos carteles para indicar por qué estaban allí las obras que ensalzaron el franquismo.

La segunda, la de la Victoria, se ha retirado este viernes también a los almacenes municipales de Zona Franca, antes de que se produzcan más daños, a pesar de haber permanecido en un segundo plano. "La idea no es esconderlas, sino incorporar los ataques ciudadanos", ha especificado Pisarello.

Joaquim Forn, portavoz de CiU, además de pedir la dimisión de Vinyes, ha denunciado la "falta de autocrítica" del gobierno municipal. "Lo que ha pasado con la estatua de Franco era una crónica anunciada. Forn también ha acusado al primer teniente de alcalde de "esconder las responsabilidades del ayuntamiento".

Alfred Bosch, líder de ERC en Barcelona, ha agradecido a los vecinos del Born "la paciencia" por la polemica suscitada por la exposición. "Han sido cinco días de enredos que la ciudad se habría podido ahorrar. No podemos decir que estemos contentos, pensamos que las cosas se podían haber hecho de otra manera", ha argumentado Bosch.

Forn, portavoz de CiU, denuncia  la falta "autocrítica" del gobierno municipal

Alberto Fernández Díaz, líder municipal del PP, que también ha pedido el cese del comisionado de programas de Memoria, ha reclamado al ayuntamiento que emprenda "acciones legales" frente los actos "vandálicos" del Born. "Queremos conocer los costes de los desperfectos, limpieza, seguridad y traslado de las esculturas", ha pedido Fernández Díaz.

María José Lecha, presidenta del grupo municipal de CUP-Capgirem Barcelona, ha criticado al gobierno "por retirar" la escultura de Franco y ha defendido que el lugar que le corresponde es "en el suelo y rota", como quedó la noche del jueves tras el derribo, para que se pueda "continuar interactuando en la calle".

La portavoz de C's en el ayuntamiento, Carina Mejías, ha considerado que la polémica es la consecuencia de "un planteamiento erróneo" porque la muestra es "una provocación", y si se presenta una exposición sobre el franquismo debe tener, según su opinión, "sentido y sensibilidad".

ACTUACIÓN NO PREVISTA

El teniente de alcalde anunció que se han cursado diligencias por el ataque pero que se mantendrá la proporcionalidad. "La idea era intervenir solo cuando hubiera una ofensa grave al patrimonio común", ha admitido. El ayuntamiento no ha presentado, de momento, ninguna denuncia, "pero se ha iniciado una investigación para determinar cuántas personas han participado en el derribo", han informado fuentes municipales.

Te puede interesar

La exposición del Born ha sido vista ya por unas 2.000 personas en tres días, lo que el ayuntamiento considera un éxito. El consistorio ha asegurado que "ya era hora de que se hiciera una muestra así en Catalunya y en España, que mostrara la impunidad del franquismo en democracia, porque la estatua de Franco estuvo expuesta en el castillo de Montjuïc hasta el año 2008".

Pisarello ha reclamado un debate sobre la "permisividad" con la dictadura en plena democracia, "porque la transición no se ha hecho bien", ha dicho.