CONFLICTO LABORAL EN TMB

La plantilla de metro pide unión a los sindicatos antes de ir a la huelga

La asamblea reclama al comité de empresa una propuesta concreta de convenio colectivo

La empresa plantea un incremento salarial del 7,2% en los próximos cuatro años

Huelga en el Metro de Barcelona el pasado 22 de junio.

Huelga en el Metro de Barcelona el pasado 22 de junio. / DANNY CAMINAL

2
Se lee en minutos
CARLOS MÁRQUEZ DANIEL / BARCELONA

Tras más de 40 reuniones, la dirección de la empresa de metro de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) y el comité de empresa han sido incapaces de alcanzar un acuerdo sobre el convenio colectivo, cuya última prórroga venció a finales del año pasado. La negociación se rompió hace un par de semanas, y este martes, en asamblea, la plantilla debía decidir cuál es el siguiente paso a dar. En un 2016 en el que ya se han registrado 15 huelgas, los trabajadores han acordado pedir a sus representantes sindicales un último esfuerzo, que les presenten una propuesta unitaria para valorar si hay que recrudecer el conflicto laboral o si hay margen para el acuerdo

En la asambleas de mañana y tarde ha quedado claro que la huelga, por el daño que causa a los usuarios del suburbano, y también por cómo afecta a su sueldo a final de mes, es un arma que debe usarse solo cuando no queda otro remedio. Por eso, un posible calendario de movilizaciones no se ha llegado ni a votar a pesar de que algún sindicato lo tenía en cartera. Al final se ha discutido una sola resolución, la "petición de una propuesta unitaria", que se ha aprobado con 221 votos a favor, 16 en contra y 20 abstenciones. El 7 de noviembre, la plantilla vuelve a estar convocada en asamblea para escuchar el plan del comité.

CAMINOS SEPARADOS

En las últimas semanas, los sindicatos que forman parte del comité de empresa se han ido desmarcando de la negociación por razones distintas. La contratación de temporales, el incremento salarial, la externalización de tareas a compañías externas. Eso ha generado una cierta división hasta la fecha insólita, pues el metro había andado en una misma dirección hasta el pasado julio, cuando se firmó un pacto de mínimos que puso fin a esas huelgas que afectaron a acontecimientos como el Mobile World CongressAlimentaria, el Primavera Sound o el Barça-Madrid

PUERTA SIEMPRE ABIERTA

Noticias relacionadas

Por parte de la dirección de TMB, un portavoz asegura que la puerta "seguirá siempre abierta para negociar", y que la última propuesta presentada al comité es precisamente eso, una propuesta "que no tiene por qué ser la última palabra". En ese documento se incluye un aumento salarial del 7,2% en cuatro años -equivalente al 1,8% anual-, la ampliación de contratos parciales a totales a 271 empleados (medida que afecta a 885 trabajadores que están en esa misma situación, básicamente personal del turno de noche) y el compromiso de internalizar todas las tareas posibles. 

Sobre la posibilidad de dar a conocer los sueldos de todo el personal fuera de convenio, unas 274 personas en la empresa de metro, TMB asegura que, más allá de los salarios de directivos, que ya dio a conocer en agosto, la ley de protección de datos no permite desvelar el resto "sin consentimiento de los afectados". En cualquier caso, puntualiza el portavoz, la voluntad de la empresa, dado que este es un punto de reivindicación sindical histórico, es que cada vez haya menos trabajadores cuyas condiciones laborales funcionen al margen del convenio colectivo.  

Temas

Empleo Metro