ANIVERSARIO OLÍMPICO

Barcelona se llenará en verano de Cobis y Petras para celebrar los 25 años de los JJOO

Todos los distritos exhibirán estatuas de más de 60 artistas que aportarán su visión de las mascotas de Mariscal

Las plazas de Catalunya y de Sant Jaume, el Port Olímpic, la estación de França y la Sagrada Família son algunas de las localizaciones

Cobi, entre multitudes, en el décimo aniversario de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona’92. / JOAN CORTADELLAS

Cobi, entre multitudes, en el décimo aniversario de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona’92.
Pasqual Maragall, en el 2002, diez años después de los JJOO, en el Estadi Olímpic con Cobi.
Javier Mariscal, abrazado a Cobi en el Estadi Olímpic de Montjuïc.

/

4
Se lee en minutos
Cristina Savall
Cristina Savall

Periodista

ver +

Cobi Petra, los embajadores olímpicos creados por Javier Mariscal, se salvan del ambiente enrarecido que envuelve los preámbulos de las celebraciones conmemorativas de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Después de que Ada Colau hiciera borrar el nombre de Juan Antonio Samaranch de una escultura que regaló a la ciudad, y ante el enfado que esto provocó entre los notables de la ciudad olímpica, el ayuntamiento tuvo que abandonar la idea de un almuerzo con los artícifes de los Juegos para festejar que el próximo lunes se cumplen 30 años de la euforia desatada cuando Samaranch, como presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), exclamó las soñadas palabras: "À la ville de Barcelona". A esta efeméride le sigue de cerca otra aún más importante: el 25 de julio del 2017 se cumplen 25 años de la ceremonia de inauguración de la gran cita olímpica, que situó a la capital catalana con letras mayúsculas en el mapa internacional. 

El ayuntamiento, con el apoyo del COI, prepara para el próximo verano un extenso programa para revivir la magia de esos días. Y ahí entran Petra y Cobi, como protagonistas de un gigantesco museo al aire libre que se extenderá por todos los distritos de la ciudad. A partir del 10 de julio hasta, como mínimo, finales de agosto, los barrios se llenaran de más de 60 interpretaciones de las mascotas olímpicas realizadas por creadores de diferentes modalidades artísticas.

RECUPERAR EL ESPÍRITU DEL 92

Miguel Ángel Rodríguez y Ricard Gresa, directivos de la empresa Ideas Inusuales, llevan trabajando desde hace unos años en esta idea, sin duda, la más llamativa de los actos conmemorativos que prepara el consistorio cara al próximo verano. "Queremos recuperar el espíritu del 92. Entonces nos lo creíamos todo y éramos capaces de todo. Por ello alrededor de estas instalaciones habrá muchas actividades propiciadas desde las redes sociales, y también un homenaje a los voluntarios que se entregaron a los Juegos", expone Gresa. Las rutas de barceloneses y de turistas para retratarse junto a las estatuas están garantizadas.

"Mariscal será el único que interpretará a las dos mascotas olímpicas 25 años después, los demás artistas realizarán a Cobi o a Petra", precisa Rodríguez. Las obras saldrán de un mismo molde y todas serán de fibra de vidrio. Cobi medirá 1,5 metros y Petra, 20 centímetros más. Pesarán unos 70 kilos, pero se situarán encima de una peana que superará la media tonelada. Con este peso, es mucho más difícil que las obras desaparezcan.

Cristina Iglesias, Perico Pastor, Miguel Gallardo,  Roser Capdevila y María Corte, entre los artistas

La lista de los que, según aseguran Gresa y Rodríguez, "ya han aceptado el reto" es potente y variopinta: los ilustradores María CorteRoser Capdevila y Fernando Vicente; la fotógrafa Cristina Iglesias; el autor de cómics Miguel Gallardo; la dibujante Pilarín Bayés, los pintores Perico PastorMenchu LamasManu ManiateguiMarc JesúsJavier de Juan y Javier Montesol; los escultores Sonia CardunetsEmili Armengol, Miguel GrimaJordi Alcaraz Tarradas y Lorenzo Quinn; el ilustrador y músico Philip Stanton; la guionista cinematográfica y artista Cuca Canals; el escenógrafo Dis Berlín; los artistas multidisciplinares Ouka LeeleChus García FraileAna Laura AláezEugenio AmpudiaVictoria Civera y Olalla GómezJosep Maria Mir (socio fundador de la agencia Summa); el diseñador Alberto Corazón; el poeta visual Jordi Alcaraz; la grafista Emma Fernández Granada; la vídeoartista Esther Achaerandio; los creativos publicitarios Tito Muñoz y Jaime Roig de Diego, y el litógrafo Didier Lourenço

El ayuntamiento exigió que todos los distritos participaran en este proyecto colectivo. "Las obras estarán en lugares muy transitados, como las plazas de Catalunya y de Sant Jaume, la avenida de la Catedral, las estaciones de França y de Sants, el parque de la Ciutadella, el Palau de la Virreina, el Port Olímpic, cerca del Camp Nou o en el Moll de les Drassanes, pero también en la plaza de Eivissa, de Horta, los jardines de Vil·la Amèlia, la avenida de Pau Casals, el centro cívico La Sedeta, la plaza Major de Nou Barris y la Fàbrica Fabra i Coats", enumera Rodríguez, que añade a la lista de espacios los diez grandes centros comerciales de Barcelona. "En todo este operativo también participa el Institut Barcelona Esports", agrega.

LA OPINIÓN DE MARISCAL

Esta exposición también formará parte de la programación de las fiestas de la Mercè del próximo año. "En septiembre, se podrán ver todas las estatuas juntas en la sede del Institut Nacional d'Educació Física de Catalunya (Inef), en la avenida del Estadi en el anillo olímpico", señalan los impulsores del proyecto, que puede llamarse 'Cobi i Petra, 25 años después'. El destino final de las obras será una subasta en la que se recaudarán fondos para los atletas paralímpicos.

"No puedo negarme,  "No puedo negarme, aunque yo no celebro ni mi cumple", dice Mariscal, que participará con dos esculturas

Para Mariscal, Cobi y Petra siguen siendo "buenas personas". "Qué voy a hacer, no puedo negarme a algo así, aunque yo soy de los que ni siquiera celebran su propio cumpleaños", confiesa el diseñador, que en 1992 publicó una biografía de Cobi que termina con la palabra fin y el dibujo del perro de dos patas estirado sobre un ataud. En ese libro, el escritor Joan Barril describió que Cobi dejó de ir desnudo "para contar con un extenso guardarropa que le sirve para anunciar marcas de cerveza o de yogur". Para el desaparecido cronista, Cobi es el paradigma de la ascensión social en una sociedad tan envasada y estable como la catalana".

Noticias relacionadas