30 oct 2020

Ir a contenido

Las lluvias torrenciales en Catalunya provocan 477 llamadas a emergencias y 236 incidentes

El municipio más afectado fue Balaguer, donde cayeron 51 litros en media hora y se inundó el centro

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Las lluvias torrenciales registradas ayer viernes por la tarde y noche en casi toda Cataluña provocaron un total de 477 llamadas a los servicios de emergencias, de los que 236 derivaron en incidentes leves, pero ninguno grave.

Según ha informado Protecció Civil de la Generalitat, las tormentas pueden afectar hoy de nuevo a las zonas del litoral y el prelitoral de Catalunya y podrían ser localmente intensas. Por ellos, se mantiene la prealerta del plan Inuncat por las tormentas, y se recomienda extremar las precauciones ya que aunque las precipitaciones no se esperan tan abundantes como ayer, está previsto que sean con aparato eléctrico.

Durante la pasada madrugada el teléfono de emergencias de Catalunya ha recibido 37 llamadas relacionadas con las lluvias, que se suman al total de 477 registradas ayer.

La mayoría de los avisos se han dado por importantes acumulaciones de agua en la calle y en sótanos y bajos de viviendas, así como por fuegos causados por los miles de relámpagos que cayeron ayer en todo el territorio.

Balaguer (La Noguera) fue la población más afectada por las tormentas de anoche, con un registro de lluvia torrencial excepcional de 51 litros por metro cuadrados en treinta minutos, y 70 litros acumulados desde las 20.00 horas, que provocaron que algunas calles del núcleo antiguo de la ciudad parecieran ríos. El caudal de agua por las calles levantó incluso algunos adoquines y provocó el derrumbe parcial de una casa en la calle de la Creu, que no provocó heridos pero obligó a realojar a dos personas en un piso de emergencias. El ayuntamiento ha suspendido el mercadillo semanal previsto para hoy sábado ante la dificultad de acceder por algunas vías afectadas.

También se registraron lluvias intensas en Begues, Seròs, Aitona, Riudoms y Ulldemolins, con entre 40 y 20 litros por metro cuadrado en media hora.

A consecuencia de las tormentas, la Agència Catalana de l'Aigua ha activado avisos fluviales en las comarcas del Baix Llobregat, Osona y Garraf (Barcelona), mientras la Confederación Hidrográfica del Ebro ha evaluado que no se prevén caudales de riesgo en los cauces de los ríos de su competencia, que son las cuencas del Ebro.

Por el contrario, la Confederación Hidrográfica del Xúquer sí determinó ayer por la tarde una situación de prealerta en el río Sènia en el sur de les Terres de l'Ebre.