28 feb 2020

Ir a contenido

REVISIÓN BORBÓNICA

Barcelona formaliza el cambio de nombre del salón de plenos Reina Regent por Pi i Sunyer

El trámite se ha aprobado con los votos a favor del Gobierno de Colau, CiU, ERC y la CUP

Salón de plenos del Ayuntamiento de Barcelona, en noviembre del 2015.

Salón de plenos del Ayuntamiento de Barcelona, en noviembre del 2015. / FERRAN SENDRA

La comisión de Presidencia del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este miércoles cambiar el nombre del salón de plenos Reina Regent por el del alcalde republicano de la capital catalana en 1934 y 1937 Carles Pi i Sunyer, algo que deberá ratificarse en el pleno de este mes con una mayoría de dos tercios, y que han apoyado CiU, ERC y la CUP y han rechazado C's y PP, sumando 33 ediles a favor y ocho en contra.

La propuesta aprobada incluye que la sala cuente con una representación simbólica alusiva de Pi i Sunyer que responda a la singularidad histórica y de capitalidad de Barcelona y a los principios democráticos, de neutralidad religiosa y de catalanidad, y encargar a los servicios técnicos redactar un proyecto para reformar la sala para "corregir sus carencias actuales".

El comisionado de Memoria Histórica, Ricard Vinyes, ha defendido la figura de Pi i Sunyer por su papel institucional y su gestión "en esta ciudad, en este país y también en el Estado español", ya que fue ministro durante la República y 'conseller' de la Generalitat hasta el final de la Guerra Civil, además de alcalde de Barcelona, el primero escogido por sufragio universal, ha destacado Vinyes, quien considera que es una figura neutral.

La concejala socialista Carmen Andrés ha expresado su apoyo a la iniciativa porque responde a los criterios fijados en el Reglamento Orgánico Municipal (ROM) que se aprobó en diciembre y porque ve que Pi i Sunyer fue alcalde de todos.

Por su parte, el portavoz municipal de CiU, Joaquim Forn, ha considerado el cambio de nombre "muy adecuado, porque reúne los valores democráticos y de catalanidad que son los que inspiran Barcelona". El republicano Jordi Coronas ha asegurado que Pi i Sunyer fue una persona de consenso y que, aunque tenga carga ideológica. Y Josep Garganté (CUP) ha apoyado la propuesta aunque hubiese optado por que la ciudadanía propusiera el nombre del salón.

CRITICAS DE C'S Y PP

El rechazo ha venido de las filas de Ciutadans y del PP. El portavoz de C's, Paco Sierra, ha dicho que esta no es una figura neutral, sino que el cambio "responde a la entrega de Colau al independentismo y a ERC, después de su asistencia independentista a la manifestación del 11 de septiembre" en la Diada, y ha criticado que Pi i Sunyer fue alcalde casi menos tiempo del que Colau lleva gobernando, por lo que rechaza que sea un referente. La popular Àngels Esteller ha criticado que Pi i Sunyer cuenta con una elevada carga política aunque el Gobierno municipal quiera disfrazarlo de una cuestión técnica.

La propuesta ha pasado el primer trámite después de que el pleno aprobara en diciembre modificar el ROM para revisar la simbología de la sala de plenos, hasta el momento llamado Saló de la Reina Regent en referencia a Maria Cristina, madre de Alfonso XIII, que ejerció de jefa de Estado hasta la mayoría de edad del monarca, entre 1885 y 1902.