Ir a contenido

NUEVO 'SKYLINE'

La Sagrada Família comienza a subir las cinco torres que rodean a la de Jesucristo

En el 2017, cuando se vea el esqueleto de las seis atalayas centrales, el templo de Gaudí será el edificio más alto de toda Barcelona

Cristina Savall

El vídeo informativo que explica cómo se empiezan a construir este año las torres centrales. / SAGRADA FAMÍLIA

Este año es significativo en el avance de las obras de la Sagrada Família porque comienza la construcción de las cinco torres centrales que rodean a la de Jesucristo, que empezó a edificarse el año pasado. Según Jordi Faulí, arquitecto director de la basílica, es el reto más importante al que se enfrenta su equipo en los próximos cuatros años.

En el 2017 los cambios ya serán visibles y Barcelona tendrá un nuevo 'skyline', ya que el templo diseñado por Antoni Gaudí será, con sus 172,5 metros, el más alto de Barcelona, seguido del Hotel Arts y la Torre Mapfre, que miden 154 metros de altura. Solo la montaña de Montjuïc lo superará en altura, por que, como decía Gaudí, "la obra del hombre no debe ser superior a la obra de Dios".

La edificación de la torre de Jesucristo se inició el año pasado, y ahora comienza la torre de María, y la de los cuatro evangelistas, que estarán terminadas en cuatro años. La previsión es el 2020, aunque antes los visitantes ya percibirán la espectacularidad de la obra. Y la finalización de los pináculos se alargará unos tres años.

Con motivo de las jornadas de puertas abiertas convocadas para el próximo fin de semana, la Sagrada Família ha colgado en su cuenta de Youtube un espectacular vídeo con imágenes en 3D en el que se desvela el sistema de construcción adaptado por su equipo de arquitectos para alzar las torres con mayor rapidez, seguridad y resistencia. En el reportaje se muestra como quedarán las seis torres centrales del templo, que prevé estar acabado en el 2026. Para construirlas, han utilizado un modernísimo sistema basado en paneles de cinco por cinco metros, aunque también hay otras medidas. "Estamos trabajando con gran ilusión para construir con calidad y belleza", destaca Faulí.

Ya no queda ni una de las 30.000 entradas de libre acceso para visitar el templo durante los días 23, 24 y 25 dentro del programa de las fiestas de la Mercè. Vía internet, durante la mañana de este lunes se han agotado en 40 minutos.