INICIATIVA DEL AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

BCN pleiteará por las víctimas de crímenes machistas

El consistorio actuará ante los tribunales si una fallecida en un ataque había solicitado protección y no la había obtenido

Manifestación contra la violencia machista, el 25 de noviembre del 2015, en Barcelona.

Manifestación contra la violencia machista, el 25 de noviembre del 2015, en Barcelona. / FERRAN NADEU

1
Se lee en minutos

El Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha un protocolo de luto de ciudad que define las actuaciones internas y externas de la institución para abordar y denunciar los casos de violencia contra las mujeres y que prevé, entre otras actuaciones, que el consistorio actúe judicialmente cuando la víctima de un crimen machista en la ciudad hubiera solicitado protección y no la hubiera obtenido.

La concejala de Feminismos, Laura Pérez, y entidades especializadas en violencia machista han acordado este protocolo para denunciar y concienciar sobre los casos de violencia contra las mujeres.

El protocolo presentado este domingo contará con dos partes: una referente a la comunicación externa cuando se produce un feminicidio y otra sobre el trabajo interno y el seguimiento que se hará desde los departamentos que trabajen estos hechos. Con respecto a la comunicación externa, el texto se ha trabajado conjuntamente con entidades especializadas en violencia machista e indica como ha de ser la comunicación institucional de condolencias y las convocatorias de rechazo.

Además, cuando el feminicidio esté confirmado oficialmente se hará un minuto de silencio bajo el lema 'Parar la ciudad', se colocará un crespón en lugares visibles de los edificios municipales y en la web municipal.

GABINETE DE CRISIS

Además de las acciones comunicativas y de toma de conciencia, el ayuntamiento hará una reclamación al ámbito judicial si la mujer previamente solicitó protección contra su agresor (una orden de alejamiento) y los jueces no se la otorgaron.

Noticias relacionadas

Respecto al trabajo interno del protocolo, a partir de ahora cada vez que suceda un feminicidio o intento de feminicidio se convocará un gabinete de crisis en un máximo de cinco horas desde la llegada del aviso con el objetivo de compartir la información y coordinar las actuaciones correspondientes.

Después, a las 24 horas del aviso, se convocará una segunda reunión de trabajo para evaluar la situación, y por último, al mes del suceso se convocará una nueva reunión para evaluar la situación de la mujer, la primera actuación de urgencia y el circuito en el que se encuentra la víctima.