26 feb 2020

Ir a contenido

TRADICIÓN DEL VERANO BARCELONÉS

Las fiestas de Gràcia se suman a la campaña contra las agresiones machistas

El ayuntamiento distribuirá durante la celebración chapas, carteles y banderolas contra la violencia sexista

El barrio suma dos nuevas calles engalanadas e intensifica su cruzada contra la rotura de los decorados

HELENA LÓPEZ / BARCELONA

Vecinos de la calle de Verdi preparando la transformación, este lunes.

Vecinos de la calle de Verdi preparando la transformación, este lunes. / RICARD CUGAT

'Gràcia lliure d'agressions sexistes'. Carteles y chapas con este lema podrán verse del 15 al 21 de agosto en las calles de la 'vila'. Sus populares y concurridísimas fiestas se sumarán este año a la campaña de sensibilización contra la violencia machista impulsada por el consistorio, cogiendo el guante lanzado por la Asamblea de Mujeres Feministas de Gràcia. Una fiesta mayor que hace una década que lucha por reivindicar su carácter familiar, y que este año contará, también, con una nueva unidad de investigación conjunta de Guardia Urbana y Mossos para evitar que se repitan incidentes como los vividos el año pasado.

Así lo ha explicado este lunes Eloi Badia, concejal del distrito, en una rueda de prensa celebrada en la sede de la Fundació Festa Major de Gràcia, que el año próximo celebra el bicentenario.

Mapa festa major de Gràcia 2016 Barcelona

La fiesta mayor de Gràcia reforzará también en esta edición su campaña para concienciar a los visitantes de la importancia de respetar los decorados que tanto esfuerzo les cuesta levantar a sus vecinos. Para ello, se han estampado sobre un fondo naranja globos, cintas y pañuelos con el lema 'Respectem el guarnit', que se verán en todas las calles junto a los de la campaña #BCNAntimasclista, estos en lila.

PREMIOS POPULARES

Esta edición de la fiesta -cuyo disparo de salida lo dara el pregón de la presentadora y colaboradora de EL PERIÓDICO Imma Sust-, recupera dos calles que habían dejado de decorarse: la plaza del Poble de Romaní y Fraternitat de Dalt. Este agosto serán pues, 20, las calles y plazas cuidadosamente engalanadas por un entregado vecindario, que hace días que puede verse en sus puertas dando un útlimo empujón a sus creaciones. Un año más, y para hacer más participativa la tradición, los visitantes podrán votar por su calle favorita a través de la aplicación para móviles de las fiestas. 

Las calles, que llevan prácticamente un año trabajando en su obra, han elegido un año más temáticas muy variadas, que van desde la 'plaza de la Rumba catalana' en la que se transformará la recuperada plaza Poble de Romaní al 'Dones, una història amagada' de Ciudad Real y el 'aigua és vida, la vila està viva' de la plaza de la Vila de Gràcia. La calle de Berga, por su parte, se convertirá durante cinco días en 'L'Anell de Berga' recreando los paisajes de 'El Señor de los Anillos'. La Travessia de Sant Antoni, que el año pasado sorprendió en su reaparición con su ambientación parisina, este año ha optado por convertirse en 'La travesía de Jules Verne'. Verdi del mig, siempre una de las calles más visitadas por la espectacularidad de sus decorados, y por subir año tras año al podio, este vez ha optado por un sugerente 'California Dream'.

ITINERARIOS MARCADOS

Se consolidan en esta edición los ya famosos itinerarios recomendados -se distribuirán mapas en todas las calles- y el plan de acceso de sentido obligatorio para mantener la seguridad en momentos de máximo aforo de las calles. Se espera que este año pasen por las fiestas dos millones de personas, cifra igual a la del año pasado. También es idéntico el presupuesto: medio millón de euros.

Los horarios son los mismo que cada año. Hasta las dos los días laborables y vigilias de laborables, y hasta las tres y media los viernes y sábados. En esa misma línea, la de fomentar lo familiar e intentar favorecer el descanso de los vecinos, este año se incorporarán limitadores de sonido en 50 escenarios de la fiesta, un 10% más que el año pasado. También para intentar que los vecinos sufran lo menos posible el impacto de las fiestas más multitudinarias.

La fundación se ha sumado esta año a la campaña solidaria de la asociación Conquistando escalones para recoger fondos destinados a la investigación para la cura de una enfermedad minoritaria de distrofia muscular que a la vez puede ayudar en la lucha contra el sida. Todo el que este interesado en sumarse al proyecto puede colaborar adquiriendo una pulsera en cualquiera de las 20 calles engalanadas y el resto de espacios de la fiesta. 

Pese a aque aún no ha empezado la fiesta de este año, en Gràcia ya piensan en la del año próximo, el de su segundo centenario. Y es que 200 años no se cumplen todos los días. En el marco de esta preparación, durante la fiesta mayor en el local de la Fundación (Alzina, 9) pondrán a la disposición de todo el que lo desee una urna en la que hacer propuestas sobre qué hacer para tan señalado aniversario. A su vez, recogen también todo tipo de material para documentar los 200 años de historia.

Alternativos integrados

Al ser preguntado por los periodistas sobre si temía que la crisis abierta tras el desalojo del Banc Expropiat reviviera durante la fiesta mayor, el concejal de Gràcia, Eloi Badia, se ha mostrado muy optimista. "Se están normalizando mucho las cosas. Las fiestas alternativas cada año están más integradas en el conjunto de la celebración. Cada año se respetan además más los horarios", ha asegurado el edil.

El año pasado las fiestas alternativas saltaron a las páginas de los diarios por la polémica retirada por parte de los Mossos d'Esquadra de un decorado en el que se hacía burla de su figura. Acción que provocó un efecto contagio y llenó las fiestas con la imagen del mosso retirada.