Ir a contenido

INICIATIVA CONTRA LOS DELITOS DE ODIO

Barcelona anuncia que no permitirá la reapertura de la librería nazi Europa

El ayuntamiento argumenta que el establecimiento no dispone de licencia de actividad ni podrá tramitarla

HELENA LÓPEZ / BARCELONA

Los mossos registran la librería Europa, en la calle de Sèneca de Barcelona, el pasado viernes.

Los mossos registran la librería Europa, en la calle de Sèneca de Barcelona, el pasado viernes. / ACN

La librería nazi Europa, en el barrio de Gràcia, no podrá reabrir, ya que ni dispone de licencia de actividad ni podrá tramitarla. El recientemente aprobado plan de usos del distrito lo impide. Así lo ha anunciado este martes el Ayuntamiento de Barcelona, por boca del teniente de alcalde Jaume Asens. 

El ayuntamiento abrió en marzo un expediente y un procedimiento administrativo contra el establecimiento, dedicado a la difusión de idearios de extrema derecha y de incitación al odio, trámite que el municipio detuvo después para no entorpecer la acción de la fiscalía contra la librería. La fiscalía también estaba investigado el negocio y a su propietario, Pedro Varela. La librería nazi, abierta durante 24 años sin licencia, fue precintada el pasado 9 de julio por los Mossos d'Esquadra. "Y no podrá reabrir en Gràcia", ha subrayado Asens, quien ha asegurado que Barcelona, como ciudad comprometida con los derechos humanos, no se puede permitir la vergüenza de tener abierto "un agujero negro de la democracia que atenta contra la dignidad".

"Ahora ordenamos el cese de la actividad y garantizamos la imposibilidad de que se pueda legalizar tal y como está configurada. Tenemos los informes policiales en los que se establece que la librería era una actividad secundaria, la actividad principal era la sala de conferencias, desde donde se hacía apología del nazismo. La librería era un espacio pantalla", ha relatado Asens quien ha añadido que "la librería Europa era un cuartel general de la extrema derecha en la ciudad". 

Varela, propietario de la librería, es un viejo conocido de la policía y de la justicia por la difusión de contenidos de ideología nazi. Ha sido condenado dos veces por distribuir libros que hacen apología del nacionalsocialismo y está pendiente de juicio por editar 'Mein Kampf' ('Mi lucha'), de Adolf Hitler, sin tener los derechos de la obra.

COLABORACIÓN CON LA FISCALÍA

Más allá de esta medida, Asens ha anunciado que la operación es una prueba piloto de la colaboración con la fiscalía. "Estamos estudiando un protocolo conjunto para que el ayuntamiento tengo una actitud más proactiva para luchar contra los delitos de odio", ha anunciado el teniente de alcalde, quien ha enmarcado la medida en el plan 'Barcelona, ciudad de derechos, plan contra la islamofobia'. "En este contexto trabajaremos en un protocolo de actuación. El primer paso es el cierre de la librería", ha indicado. 

Sobre hasta dónde llegar para impedir su reapertura, como en el caso del CIE, Asens ha anunciado que harán todo lo que les permite la ley, "pero no sobrepasaremos nuestras competencias", ha rematado Asens, quien ha anunciado también que después de la operación dirigida por la fiscalía, el ayuntamiento se personará como acusación en la causa contra la librería "por la ofensa a toda la ciudad".