Ir a contenido

El uso del vehículo privado aumentó un 2,3% en el 2015 en Barcelona

El dato estadístico va contra el objetivo de reducir en un 21% el número de desplazamientos en el 2018

El transporte público, la bicicleta y los trayectos a pie también se incrementaron en la ciudad

TONI SUST / BARCELONA

La avenida Diagonal de Barcelona, congestionada.

La avenida Diagonal de Barcelona, congestionada. / JULIO CARBÓ

Como en casi todo, en los datos de movilidad de Barcelona durante el año pasado hay buenas y malas noticias. La buena es que el uso del transporte público, el de los desplazamientos en bicicleta y a pie suben. La mala es que también lo hacen los desplazamientos en vehículo privado, que son, de algún modo, la bestia a abatir.

El Plan de Movilidad Urbana 2013-2018 del Ayuntamiento de Barcelona marca un objetivo claro: reducir un 21% los desplazamientos en vehículo privado y conseguir con ello que disminuya la contaminación. Y por ahora la tendencia no lleva a ese lograr el reto.

Los datos del año pasado, que se han dado a conocer este miércoles, revelan un aumento de desplazamientos del vehículo privado del 2,3% respecto del 2014. Un desplazamiento es el recorrido realizado por un único motivo que puede constar de una o más etapas con transportes distintos. Los desplazamientos a pie subieron un 2,3% en el 2015; un 3,2% los que se hacen a pie, y un 6,3% los que se hacen en bicicleta.

El consistorio celebra el incremento en los medios de transporte sostenibles, los que quiere potenciar, pero eso no oculta la mala nota en vehículo privado. Según las conclusiones del informe elaborado por el ayuntamiento, los datos del año pasado suscitan cierta preocupación por varios factores. En primer lugar, porque no se reduce el uso de vehículo privado en tanto que el de la bicicleta no crece tan rápido como sería necesario. En segundo, por que eso conlleva un aumento de la contaminación, de la que se recuerda constantemente que puede tener relación con 3.500 muertes anuales en el Área Metropolitana de Barcelona.

CRECE LA BICI, BAJA EL BICING

Los datos del uso de la bicicleta reúnen varias circunstancias. Como se ha dicho es el tipo de transporte que más subió del 2014 al 2015, con un incremento del 6,3%. Durante el año pasado, hubo 145.022 desplazamientos en bici en Barcelona, pero solo suponen un 1,78% del total. De esos desplazamientos, 34.258 se hicieron con bicicletas de Bicing, un 23,62%. Eso supone un retroceso en el uso de la red pública de bicicletas, que en el 2014 fueron utilizadas en el 26,8% de los desplazamientos totales en bicicleta.

Según el informe municipal, en el 2015 hubo en la ciudad 27 muertos por accidente de tráfico, el 12,9% menos que en el 2014, así como un 20,72% de heridos graves, pero crece el de heridos leves en un 4,28%. Cada día hay 25 accidentes en Barcelona.

FRENAR EL VEHÍCULO PRIVADO

La concejal de Movilidad, Mercedes Vidal, ha encarado los datos de movilidad por la parte positiva: "Los datos muestran que aumentan por encima de la media los desplazamientos que queremos potenciar, como son los no motorizados. Dentro de est aumento general de la movilidad, hay que tener en cuenta que el vehículo privado aumetna pero lo hce por debajo de la media".

Vidal ha defendido la política del consistorio en esta cuestión, por la vía de advertir de qué sucedería si no se hiciera nada: "Si no estuviéramos tomando medidas ni existiesen políticas de movilidad sostenible, todo el aumento de la movilidad se trasladaría de manera automática y directa a un incremento del uso del coche privado. Esto no está siendo así, y es positivo, pero todavía estamos muy lejos de los objetivos que perseguimos, y así lo demuestran los datos. El incremento de vehículo privado se traduce de manera directa en un aumento proporcional de la contaminación". Vidal ha citado la conexión del tranvía como una de las soluciones contra la contaminación.

La pérdida de usuarios de Rodalies provoca tantas emisiones de CO2 como 3.600 camiones

Los datos de movilidad y contaminación no son los deseados en Barcelona ni su área metropolitana. La Conselleria de Territori i Sostenibilitat ha advertido este miércoles del efecto que tiene la pérdida de usuarios del servicio de Rodalies. Según datos del departamento, entre el 2005 y el 2015 16,3 millones de usuarios dejaron de utilizar el servicio, lo que según Territori supone que cada día 45.000 personas que antes iban en tren ahora lo hacen en coche. Renfe ha replicado que en los 10 últimos años, debido a la crisis, todos los sistemas de transporte público han perdido viajeros, mientras que desde hace un año el número de usuarios está aumentando. 

La Oficina Catalana del Canvi Climàtic, que depende de la ‘conselleria’, ha calculado que los usuarios que dejaron Rodalies y volvieron al volante producen 102.600 toneladas de CO2 al año, que equivalen al emitido por un municipio de 25.000 habitantes o al de la suma de 3.600 camiones cisterna. Para llegar a esta cifra, se ha partido de un recorrido diario por vehículo de 70 kilómetros, 35 de ida y 35 de vuelta, durante 240 días laborables.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.