Ir a contenido

Carina Mejías denuncia a Oriol Pujol por amenazas a cuenta de Barcelona Regional

El exdirigente de Convergència le envío un mensaje después de que la concejal pidiera una comisión de investigación

"Sabía que eras una persona retorcida. Esto te dará mala vida. Cuídate", reza el sms remitido por el exdiputado

TONI SUST / J G. ALBALAT / BARCELONA

Oriol Pujol habla con los entonces diputados del PP Carina Mejías y Daniel Sirera, en el Parlament, en el 2007. / JULIO CARBO

Oriol Pujol habla con los entonces diputados del PP Carina Mejías y Daniel Sirera, en el Parlament, en el 2007.
Mejías, en el Parlament, cuando era diputada.

/

La presidenta del grupo de Ciutadans en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías, ha presentado este lunes en la Fiscalía de Barcelona una denuncia contra Oriol Pujol por amenazas, después de que el exdirigente de Convergència y exdiputado en el Parlament, apartado de la política y en el punto de mira de la justicia por varias irregularidades, le enviara un sms el pasado sábado 2 de julio en el que le decía: “Sabia que eres una persona recargolada. Això et donarà mal viure. Cuida’t”. (Sabía que eras una persona retorcida. Eso te dará mala vida. Cuídate).

Mejías ha explicado que el mensaje le llegó 24 horas después de que solicitara en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona, de forma infructuosa, la creación de una comisión municipal de investigación sobre el caso de Barcelona Regional, en el que supuestamente se ha beneficiado una empresa del hermano de Oriol, Pere Pujol, y de uno de sus primos, Marc Escudé Ferrusola. Ambos son citados en la denuncia presentada por Mejías por ser beneficiarios de contratos de Barcelona Regional. El pleno tumbó la propuesta y aprobó una comisión de seguimiento.

“ES UNA AMENAZA”

Según figura en la denuncia presentada por Mejías, el sábado siguiente a las 17.08 horas recibió el mensaje. “Es una amenaza”, ha dicho Mejías, que ha explicado que puso la situación en conocimiento de la ejecutiva y los abogados de Ciutadans, entre ellos Sonia Reina. Todos le recomendaron denunciar, ha agregado.

Mejías ha relatado que no respondió al mensaje, y que pese a que coincidió con Pujol cuando ambos eran portavoces de la comisión de Afers Institucionals del Parlament, y de que ambos tenían el número de teléfono del otro, no había tenido relación telefónica con él.

“Una de las principales funciones de la oposición es el control de las cuentas públicas y Ciutadans lo ejerce”, ha declarado la edila. Ciutadans pidió una comisión de investigación sobre el caso a raíz de que se conocieran los resultados de una auditoría sobre la gestión de la empresa entre 2011 y el 2015, cuando CiU dirigía el consistorio. Como avanzó este diario a principios de junio, la auditoría reveló el gasto de dos millones de euros en proyectos ruinosos. “Las conclusiones de la auditoría indican que hubo irregularidades, contratos ruinosos, que se había malgastado dinero público”, ha dicho Mejías.

MENSAJE A COLAU Y COLLBONI

Mejías ha considerado que el mensaje de Pujol demuestra que estaba justificada su propuesta de comisión de investigación, y ha afeado a la alcaldesa, Ada Colau, y al segundo teniente de alcalde y jefe de filas del PSC, Jaume Collboni, que lo rechazaran y apostara por una comisión de seguimiento. “No solo pactan con los partidos de la corrupción estructural, ahora se suman a tapar vergüenzas”, ha dicho sobre Barcelona en Comú. Mejías aludía así al pacto cerrado por el partido de Colau con los socialistas, que la oposición denuncia por considerar que contrasta con el discurso de la ahora alcaldesa cuando era candidata a la alcaldía y desdeñaba la gestión del PSC.

La concejala de Ciutadans ha recordado que ningún otro grupo apoyó su petición de comisión de investigación. No votaron todos lo mismo: se abstuvieron Barcelona en Comú, ERC, el PSC, el PP y la CUP. De este modo, el voto en contra de CiU fue suficiente para que la propuesta de Mejías fuera rechazada.

EN LA FISCALÍA

A principios del pasado mes de junio, el consejo de administración de Barcelona Regional decidió poner en manos de la Fiscalía de Barcelona, que ya tenía abierta una investigación sobre el asunto, la auditoría definitiva en la que se desvelan las presuntas irregularidades en esa entidad durante el gobierno de CiU. La decisión de realizar este análisis de la gestión fue tomada por el propio consejo de administración tras la publicación en EL PERIÓDICO de una serie de reportajes que apuntaban presuntas prácticas anómalas.

Barcelona Regional, sin embargo, se abtuvo de pedir un análisis jurídico del resultado de la audotoría, para ver si las prácticas podían encajar en alguna delito penal y decidió dejar en manos del fiscal que lleva el caso, Emilio Sánchez Ulled, esta cuestión. A pesar de ello, la nueva dirección de la agencia metropolitana, presidida Ada Colau, se reservo la opción, si es necesario, de actuar contra los antiguos gestores. 

0 Comentarios
cargando