Ir a contenido

El paseo de Gràcia reivindica horarios turísticos y autogestión

La calle de oro de Barcelona concede su premio anual en una gala marcada por el conflicto del top manta

PATRICIA CASTÁN / BARCELONA

La asociación Amics del Passeig de Gràcia celebró el jueves por la noche la gala anual en la que premian las iniciativas más destacadas del año en este eje comercial de oro, que este año recayó en la asociación del concurso internacional de música Maria Canals de Barcelona, representada por Mariona Carulla, que llenó de pianos el paseo para difundir la cultura. Pero la celebración estuvo también marcada por las reivindicaciones de los comerciantes del paseo y su alusión -y la de los responsables de Empresa y comercio del ayuntamiento y del Govern invitados- al conflicto del top manta.

El presidente de Amics del Passeig de Gràcia, Lluís Sans, destacó en su discurso que la consecución de cinco domingos de apertura en primavera y otoño para aprovechar la presencia de viajeros en la ciudad era un primer paso pero no satisfacía la demanda turística de la ciudad. También reclamó de nuevo la creación de unidades de autogestión (BIT) de las principales zonas comerciales de la ciudad, a lo que el concejal de Empresa Jaume Collboni prometió dar facilidades a todo eje que quiera impulsarlo.

Pero Sans criticó ante todo que tras años de equilibrio, el top manta hubiera adquirido estas dimensiones (con más de 800 vendedores en el Port Vell) y el consistorio hiciera "cumplir" la norma a la "economía formal" y no "a la informal". Se quejó de que se hayan impuesto multas durante la Shopping Night por que una conocida tienda permitió que un cliente saliese de su interior con una copa, así como por otras cuestionas vinculadas al uso de la vía pública, mientras que no se evitaba la venta ilegal en la calle.

Collboni dijo estar de lado "del que hace las cosas bien", y admitió que se está dando un incumpliento "flagrante de leyes y orden público", con ocupación del espacio y competencia desleal, así como vulneración del derecho de consumo, entre otros. Por ello, aseguró que habría una respuesta municipal y actuación policial de cara a evitar que la actividad se instale en las calles de Barcelona. 

El conseller de Empresa, Jordi Baiget, optimista con el crecimiento económico, defendió la importancia del comercio y el turismo, así como el dinamismo que imprime el paseo de Gràcia, antes de explicar que el Govern iniciará una campaña informativa sobre la ilegalidad del top manta y el efecto de la economía sumergida. Prometió además que la ley de comercio tendrá en cuenta la creación de BITS y que el nuevo reglamento de alojamientos turísticos ordenará la economía colaborativa turística (en pisos privados) "con los mismos derechos y obligaciones" que el resto de la actividad.

0 Comentarios
cargando