POLÍTICA MUNICIPAL

Barcelona destinará un millón de euros al año a reforzar los Derechos Humanos

El consistorio revisará sus protocolos para ir más allá "del terreno simbólico y teórico"

"En estos últimos años se ha perdido impulso", censura Asens, en referencia a CiU

El teniente de alcalde Jaume Asen, en una reciente comparecencia municipal. 

El teniente de alcalde Jaume Asen, en una reciente comparecencia municipal. 

2
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / BARCELONA

Barcelona destinará cada año un millón de euros a la defensa de los Derechos Humanos. El anuncio lo ha realizado este lunes el teniente de alcalde de Derechos de Ciudadanía, Jaume Asens, que ha detallado que el plan afectará tanto a las políticas municipales como a los entes dependientes del ayuntamiento de Barcelona, con el objetivo de convertir la capital catalana en referente internacional en este ámbito.

Las acciones del Gobierno de Ada Colau se dirigirán a la defensa de derechos civiles en el uso del espacio público, a combatir discursos de odio e intolerancia y a promover un ejercicio de ciudadanía pleno. "En estos últimos años, se ha perdido impulso y ahora es el momento para reforzar la defensa de los Derechos Humanos", ha precisado Asens, deslizando un punzante dardo al anterior ejecutivo de CiU. El teniente de alcalde ha criticado que cuando se piensa en esta materia se tiene la sensación de que "no se aterriza ni se pasa del terreno simbólico y teórico".

ORDENANZA DE CIVISMO

Preguntado por la ordenanza de civismo y por si introducirán modificaciones puntuales, Asens ha subrayado que Barcelona en Comú tiene "un compromiso y un nuevo pacto de ciudad que tiene que ver con la convivencia y los usos del espacio público". La directora de Derechos de Ciudadanía, Aida Guillén, ha asegurado que el programa pretende promover un modelo de ciudad "diversa, intercultural y poliédrica donde todas las personas tengan acceso a todos sus derechos", tras lo que ha sostenido que las políticas concretas se basarán en los ejes de respeto, protección y garantía de los Derechos Humanos.

Noticias relacionadas

Guillén ha explicado que impulsarán una campaña para informar a los ciudadanos; planes de formación para trabajadores del Ayuntamiento; guías metodológicas generales y sectoriales de aplicación en las políticas municipales, y una red de personas y entidades defensoras de los Derechos Humanos en Barcelona. También revisarán la normativa municipal para hacer propuestas de mejora; elaborarán informes jurídicos sobre normativas de otras administraciones que puedan afectar a los Derechos Humanos -Guillén ha puesto como ejemplo la ley de extranjería y asilo-, y fomentarán la participación de Barcelona en redes y foros internacionales.

La responsable municipal también ha anunciado que en julio se presentará un plan para conocer la situación de islamofobia en la ciudad, y ha destacado que una de las principales líneas es la prevención y lucha contra el discurso del odio, tras lo que ha anunciado que llevarán a cabo una jornada en las redes sociales a inicios de 2017 para concretar estrategias. Del mismo modo, la Oficina para la No Discriminación (OND) añadirá a su cometido las funciones de asesoramiento jurídico, contemplará personarse en algunos litigios y hará informes jurídicos para identificar determinados comportamientos de modo que se pueda contribuir a cambiar normas y políticas.