Ir a contenido

Ciencia inclusiva

La Festa de la Ciència llena el Parc de la Ciutadella de actividades divulgativas

Wikipedistas animan a recordar a las científicas y tecnólogas

CARMEN JANÉ / BARCELONA

Taller de Wikipedia para escribir biografías de científicas en la Festa de la Ciència.

Taller de Wikipedia para escribir biografías de científicas en la Festa de la Ciència. / ALBERT BERTRAN

Pocos científicos son conocidos del gran público, pero si se buscan además que sean mujeres, la lista es aún menor. Es la brecha de género, que aparta muchas veces del reconocimiento a científicas o tecnólogas ilustres en favor de sus compañeros varones. Y el tema se perpetúa cuando se transmite conocimiento de modo que, por ejemplo, en la Viquipèdia, la edición catalana de la Wikipedia, tan solo el 12% de las biografías corresponden a mujeres. Por eso, este domingo, en la Festa de la Ciencia que llenó de público el parque de la Ciutadella durante el fin de semana un grupo de viquipedistas montaron su carpa entre el tumulto para ampliar la lista.

Este 'Viquimarató Dones en la ciència i la tecnologia’ es un paso más en un ‘Viquiprojecte Ciencia en Femení’ que arrancó en el 2015, gracias a una colaboración entre viquipedistas, la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y la asociación Dones en Xarxa. Este domingo la lista de entradas prevista era añadir 34 y mejorar las entradas de otros 23. “Si no tiene ya entrada, la creamos, traducimos de la versión inglesa o buscamos referencias y las reescribimos, porque aquí no se vale copiar y pegar”, señala Carles Paredes, el usuario Krls, en un equipo que destacaba por su absoluta paridad de género.

Pocos metros más allá, un grupo de niñas aprendía a programar con 'Scratch' y 'Makey Makey', en un taller que se quedó con lista de espera. “Los padres piensan que un taller de programación es para niñas si les decimos que es solo para ellas. Si no, apuntan al niño”, explica Aurelio Ruiz, coordinador del programa María de Maeztu de la UPF para fomentar la inclusión de género en la informática. Las crías, ajenas a la polémica, se lo pasaron bomba haciendo que un piano sonara a través de una esponja húmeda. 

"Los padres piensan que un taller de programación es para niñas si les decimos que es solo para ellas. Si no, apuntan al niño”, explica un profesor de la UPF

Pero en la Festa de la Ciència, que este año cumplía su décima edición, hubo de todo para los más de 14.000 asistentes. Desde talleres de química para que niños con una bata de plástico crearan un moco que luego se podían llevar a casa, a otro de biología en el que podían ver al microscopio su propia saliva. O ver y tocar un robot programado para no caerse y que pretende ayudar a pacientes con daño cerebral, o comprobar cómo en la habitación de Ames la distorsión óptica provoca que los objetos no parezcan de su tamaño real.

“Lo primero que hay que hacer para ser un buen científico es observar, porque las cosas importantes pasan en un momento y no puedes estar mirando el móvil si quieres verlas”, explicaba el coordinador del taller 'Un viaje simulado a bordo de un submarino', una actividad del Institut de Ciències del Mar que ponía a prueba la paciencia de los críos, porque en el fondo del mar no pasan tantas cosas como en ‘Buscando a Nemo’.

“Creemos que la Festa de la Ciència es una buena manera de acercar la investigación científica que se hace en Barcelona y que es un gran capital de la ciudad”, explicaba Diana Escobar, coordinadora de proyectos de ciencia del Ayuntamiento, organizadores del evento, que reúne a la mayoría de grupos de investigación de la ciudad, dispuestos a explicar a los mayores desde cómo se diseña un detector de radiación, qué es la nanotecnología, cómo funcionan las células IPS en medicina regenerativa o cómo está avanzando la genética sobre el cáncer. Ciencia pura aunque capaz de convertir la tabla periódica en un juego de horóscopos o de soportar el tormentazo del sábado como un disfrute de meteorólogos.

0 Comentarios
cargando