Detenido el joven que agredió a un vigilante del metro en Glòries

El arrestado propinó varias patadas a la víctima después de que este les recriminase que no podían jugar a fútbol en la estación

Agresión a un vigilante del metro de Barcelona, la semana pasada, grabada por un viajero.

Se lee en minutos

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un joven de 24 años, originario de  Marruecos y vecino de Rubí (Vallès Occidental), por agredir a un vigilante de seguridad privada del metro de Barcelona, según han informado fuentes policiales.

Los hechos ocurrieron a las 18.30 horas del pasado lunes, cuando tres jóvenes jugaban a la pelota en el andén y en las vías de la parada de Glòries de la Línea 1 y el vigilante de seguridad de la empresa Securitas se acercó para llamarles la atención.

Uno de ellos huyó y los otros dos no pudieron hacerlo porque les frenaron los usuarios, uno de los cuales grabó la agresión con su móvil. El vigilante retuvo a uno de estos dos jóvenes para identificarlo y el otro se acercó y le pegó varias patadas, provocándole contusiones de carácter leve, por lo que fue atendido por un equipo del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

La semana pasada, los Mossos denunciaron a dos hombres por un atentado contra la autoridad cuando agredieron a otro vigilante de seguridad privada del Metro de Barcelona durante una pelea.

LOS SINDICATOS PIDEN MÁS SEGURIDAD

Noticias relacionadas

Los sindicatos de la FES – UGT de Catalunya han condenado la nueva agresión y han solicitado una reunión urgente con los responsables de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) para revisar los planes de actuación d elos vigilantes y mejorar su autoprotección.

En un comunicado, UGT ha recordado que el sindicato ha denuncio “en reiteradas ocasiones” el peligro que supone para la seguridad de los propios trabajadores y de los usuarios el hecho de que los vigilantes se vean obligados a realizar determinados servicios en solitario, “haciendo que se enfrenten a situaciones de riesgo evidente sin ningún tipo de garantía para su seguridad y, por tanto, sin garantía para los usuarios”.