Tercera noche de altercados en Gràcia pese al blindaje policial

Grupos de activistas han destrozado entidades bancarias, han quemado contenedores y han lanzado bengalas a los Mossos

La noche ha acabado con un detenido y 11 personas heridas, seis mossos y cinco manifestantes

Un coche de los Mossos, junto a unos contenedores en llamas. / ALBERT BERTRAN

Un coche de los Mossos, junto a unos contenedores en llamas.
Una oficina bancaria destrozada, en la plaza del Diamant.
Un grupo de manifestantes huyen de la policía en la plaza de la Virreina.

/

2
Se lee en minutos
GUILLEM SÀNCHEZ / RAFAEL MORALES / BARCELONA

El gran blindaje policial que han desplegado los Mossos en Gràcia durante la noche del miércoles no ha podido evitar que los disturbios volvieran a resurgir en las calles del barrio. Por tercera noche consecutiva, grupos de radicales han destrozado oficinas bancarias, han quemado algunos contenedores y se han enfrentado a los agentes, lanzándoles bengalas en algunas ocasiones. Durante los tumultos se ha detenido a una persona. La noche ha acabado con un detenido y 11 personas heridas, seis agentes de los Mossos y cinco, manifestantes. según fuentes policiales.

La tercera manifestación por el desalojo del llamado ‘banc expropiat’ se ha disuelto poco antes de las once de la noche sin que se hayan registrado incidentes destacables, más allá de unos contenedores volcados en la calle de Astúries. Los altercados se han producido después, como es habitual, y en esta ocasión se han caracterizado por tratarse de una especie de guerra de guerrillas, con pequeñas escaramuzas en distintos puntos del barrio.

Los Mossos han bloqueado desde las nueve de la noche el acceso a la esquina de la calle de Travessera de Gràcia en la que se halla el local desalojado por la policía catalana el pasado lunes, a instancias de un juzgado. A diferencia de días anteriores, los agentes han blindado la zona para evitar el paso a los centenares de manifestantes que desde esa hora han empezado a concentrarse en la plaza de la Revolució.

VARIAS COLUMNAS

Esgrimiendo pancartas con lemas como “Fuera la policía de nuestros barrios” y con consignas cpntra los periodistas. En la convocatoria de esta noche han participado manifestante que han partido en columnas desde distintos barrios de Barcelona con la directriz de confluir a las nueve de la noche en el local desalojado en el barrio de Gràcia.

Los manifestantes tenían la intención de construir una cadena humana alrededor del llamado ‘banc expropiat’, pero la policía catalana se ha avanzado a sus intenciones y ha cortado las calles colindantes para evitar el acceso al lugar.

El director general de la Policía de Catalunya, Albert Batlle, había avisado horas antes, en la comisión de Interior del Parlament, de que los Mossos tienen la orden del juez de que el local desalojado no vuelva a ocuparse, por lo que evitarán a toda costa que esta se vuelva a producir.

DOS NOCHES DE ENFRENTAMIENTOS

Noticias relacionadas

Tras el desalojo de la policía catalana el pasado lunes, que se alargó nueve horas debido a que dos activistas se habían encadenado a un bidón en el interior de la antigua sucursal bancaria, por la noche se produjeron graves altercados que se saldaron con una quincena de heridos,una quincena de heridos un detenida, la quema de algunos vehículos aparcados frente al local y numerosos destrozos del mobiliario urbano. Al día siguiente, el ayuntamiento valoró los daños causados en unos 60.000 euros

La segunda ola, acontecida durante la noche de ayer martes, acabó con una carga policial contra los manifestantes cuando trataban de volver a entrar al ‘banc expropiat’, que desde el desalojo ha sido tapiado con planchas metálicas. El balance de daños fue mucho menor, ya que no se destrozaron escaparate ni vehículos y solo se volcaron algunos contenedores. En las escaramuzas entre la policía y los manifestantes se produjeron, sin embargo, algunos heridos leves en ambos bandos.