13 ago 2020

Ir a contenido

Aigües de Barcelona, condenada a pagar una cena a una familia por una avería

Los afectados tuvieron que ir a un restaurante porque los daños provocaron un corte de corriente eléctrica

Ferran Cosculluela

El Juzgado de primera instancia número 55 de Barcelona ha condenado a la Sociedad General de Aguas de Barcelona (Aigües de Barcelona) a pagar una cena a una familia que sufrió un corte de luz en su domicilio a causa de una avería en la red de suministro de agua.

El apagón se produjo el 22 de junio del 2014 sobre las dos de la tarde y, como se hacía de noche y la luz no se restablecía, el afectado y su pareja, que son padres de dos hijos que entonces tenían un año, decidieron ir a cenar a un restaurante porque no podían calentar los biberones para los bebés.

Posteriormente regresaron a su domicilio y, tras comprobar que la corriente no había vuelto, optaron por pasar la noche en un hotel. Tras presentar una reclamación, la compañía aceptó pagar 350 euros a la familia por los alimentos congelados que se habían estropeado, pero se negó a pagar los gastos de la cena y el hotel.

SIN PODER COCINAR

La pareja, ambos abogados, decidieron entonces presentar una reclamación por daños y perjuicios en el juzgado. En la sentencia, dictada a principios de mayo, la jueza ha condenado a la compañía a pagar los 86,25 euros (con sus intereses correspondientes) que costó la cena, ya que considera acreditado que el apagón “dificultaba la posibilidad de poder cocinar” en el domicilio de los afectados porque la cocina que tienen es eléctrica.

No obstante, rechaza que tenga que sufragar los gastos de hotel porque considera que la familia podía haber pasado la noche con otro tipo de iluminación que no fuera la eléctrica y porque el servicio se restableció finalmente sobre la medianoche.

DEFENSA JURÍDICA

Carlos Pérez, uno de los abogados afectados, ha destacado que todos los abonados tienen derecho a presentar este tipo de reclamaciones y ha recordado que el seguro de la vivienda también cubre el derecho a la defensa jurídica en este tipo de casos.

“Es indignante que no se pueda hacer nada contra las grandes compañías de servicios. Son como dioses. Si no llegamos a ser abogados no habríamos conseguido que se hiciera justicia. Siempre se niegan a pagar este tipo de gastos porque saben que para la gran mayoría de los consumidores es muy complicado presentar estas demandas y por eso abusan de ello”, ha manifestado.

Temas Agbar