Colau plantea reducir a la mitad la inversión para cubrir la Ronda de Dalt

El plan queda lejos de las pretensiones de los vecinos e incluye un gran parque en la Teixonera

El consistorio de BC califica de «faraónico» el proyecto anterior y propone uno de 200 millones

El proyecto para la Ronda de Dalt.

El proyecto para la Ronda de Dalt.

3
Se lee en minutos
CARLOS MÁRQUEZ DANIEL / BARCELONA

Suele pasar que los vecinos y los políticos van por caminos distintos, y en menor grado, sucede que toman sendas contradictorias. Esto último es lo que está experimentando Barcelona con el proyecto de cobertura de la Ronda de Dalt a su paso por los distritos de Gràcia, Nou Barris y, sobre todo, Horta-Guinardó. La alcaldesa Ada Colau tomó ayer las riendas del asunto reuniéndose con los vecinos del entorno del Vall d'Hebron. Les presentó una propuesta «realista» de reforma de la arteria que huye del acuerdo «maximalista y faraónico» del anterior mandato. Pero los afectados leyeron que su lucha de casi 30 años quedaba hecha añicos, con un dibujo que nada tenía que ver, dijeron, con sus pretensiones, con la cobertura total de esta cicatriz parida en los Juegos del 92.

La cita se celebró en la biblioteca de Vallcarca, sita precisamente frente a uno de los tramos al aire libre de la ronda. Los vecinos ya se vieron con la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, el 22 de abril. Un encuentro del que salieron patidifusos porque, aseguran, no se tenía en cuenta ninguna de sus reivindicaciones. Ayer pasó lo mismo, con la salvedad de que pudieron contemplar el primer boceto que ahora deberá consensuarse con vecinos y grupos políticos.

El consistorio cifra el proyecto en 200 millones, la mitad de lo presupuestado en los últimos meses de la era Trias. Los vecinos aseguran que con una rebaja del 50% del gasto solo se cubrirá el 20% de lo pactado con CiU, un apretón de manos, se quejó Colau, perpetrado «a pocos meses de las elecciones». «Entiendo que estén nerviosos y enfadados porque llevan décadas aguantando excusas y mentiras, pero nosotros hoy (por ayer) les hemos planteado un plan viable de cobertura de la ronda».

En este sentido, la alcaldesa descartó uno de los puntos clave del consenso anterior: la construcción de un nuevo túnel a la altura del barrio de Horta, paralelo a la línea 3 del metro, que permitiera convertir el espacio ocupado hoy por la ronda en un montón de hectáreas destinadas al asueto ciudadano. «Lo descartamos en términos financieros y de movilidad», concretó Colau, convencida de que el proyecto de su gobierno «no es un brindis al sol».

90 MILLONES / El proyecto plantea actuaciones entre la plaza de Alfonso Comín y la desembocadura de la ronda, poco después de cruzar la Meridiana. La mejora más intensa, que se lleva casi la mitad del montante, más de 90 millones, se concentra en un tramo de unos 450 metros de largo justo enfrente del club de tenis de la Teixonera, poco después de la Ciutat Sanitària de la Vall d'Hebron, entre el paso de Isadora Duncan y la calle de Jorge Manrique. Ahí está previsto un gran parque sobre la autopista urbana, precisamente, argumenta el ayuntamiento, en la zona en la que más gente vive. También, en la zona más peliaguda técnicamente, entre poco antes del Velòdrom y la plaza de Kark Marx, sugieren dos pasos subterráneos y tres aéreos. Asimismo, el proyecto plantea cinco coberturas de menor calado, tres de ellas, en Nou Barris, cuyos acabados están por decidir.

Aunque se habla de 200 millones, se da la circunstancia de que para este mandato solo hay consignados 15 millones, el 7,5% del total, un dinero arañado por el PSC en la negociación de la modificación de crédito para ampliar las cuentas del año en curso. Viene bien recordar que Barcelona en Comú (BC) no tenía previsto destinar un solo euro a este menester al considerar que la ciudad tiene otras prioridades.

Noticias relacionadas

MÁS DE UN MANDATO / La alcaldesa aclaró que se trata de un proyecto que saltará de mandato, pero está por ver cuántos cambios de gobierno serán necesarios si el ritmo de la obra mantiene el garbo previsto para los próximos tres años. Por ahora, el primer pedazo que se abordaría, tras superar las etapas de participación vecinal y aprobación municipal, sería el del barrio de Sant Genís. Luego, poco a poco, se iría avanzando.

Quedarán por cubrir los tramos de Sarrià-Sant Gervasi que siguen al raso. Fuentes del consistorio señalan que en paralelo al proyecto planteado ayer, se empezarán estudios previos en la zona noble de Barcelona para emprender medidas similares. Con la meta en el horizonte, quién sabe cuándo, de que la Ronda de Dalt pase desapercibida.