Ir a contenido

SUCESO EN NOU BARRIS

Un perro de la lista de razas peligrosas ataca a un niño de siete años en Barcelona

El menor fue trasladado al Vall d'Hebron con mordeduras en la cara

El dueño llevaba al animal sin el bozal y la correa obligatorios

Un Staffordshire.

Un Staffordshire.

Un niño de siete años fue atendido el pasado domingo en el Hospital del Vall d'Hebron con heridas en la cara como consecuencia de las mordeduras que sufrió por parte de un Staffordshire americano, una de las ocho razas de perros potencialmente peligrosas según la ley española que regula la posesión de este tipoo de animales.

El ataque, según ha adelantado la SER, se produjo la tarde del domingo. El perro iba suelto y sin el bozal. La agresión tuvo lugar en el parque de la Guineueta, en el distrito de Nou Barris.

Un juez ha ordenado que el animal quede encerrado en casa de su propietario, sin poder salir a la calle. Cuando el perro atacó al niño, el dueño no llevaba encima la licencia que autoriza a tener este tipo de animales peligrosos.

En declaraciones a Efe, el padre del menor atacado por el can ha explicado que su hijo estaba jugando a la pelota junto a su sobrino y que el balón fue a parar cerca de la zona donde se encontraba el perro, que no llevaba ni correa ni bozal.

JUGANDO A LA PELOTA

El niño se dirigió hacia la altura del perro para coger el balón, momento en el que, según el padre, el animal le atacó y le mordió en la cara, a la altura del labio.

"Grité: ¡suelta, suelta al niño!", ha recordado hoy el padre, que ha explicado que había visto en ocasiones al perro en el parque y que siempre iba sin atar y sin bozal. Además, ha indicado que el animal no tiene las vacunas al día.

El padre, que le dijo al dueño del animal que el perro no podía estar allí, porque era una zona de niños, ha acordado finalmente denunciarle porque no considera normal que un perro "tan peligroso" vaya sin bozal y sin atar en una zona en la que hay niños jugando.

Tras ser atacado por el perro, el niño fue trasladado en ambulancia por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) al Hospital de la Vall d'Hebrón, junto a su madre, donde fue dado de alta aquella misma tarde, después de que le pusieran unos puntos para curarle la herida en la cara, según fuentes sanitarias. El niño aún tiene los puntos en su cara y tiene que ir a vacunarse para evitar infecciones.

CERCA DE UN MILLAR DE DENUNCIAS

Durante el pasado año, el Ayuntamiento de Barcelona interpuso 993 denuncias contra perros peligrosos, por infracciones de las ordenanzas municipales como no tener licencia, no estar censado, no disponer de chip identificativo o ir por lugares públicos sin estar atados o sin bozal

Las condiciones para tener un perro de estas características son muy estrictas. Además de ser mayor de edad y de no tener antecedentes penales, la ley obliga desde el 2002 a tener contratado un seguro con cobertura a terceros por una cifra de indeminzación no inferior a los 120.000 euros. En el momento de la agresión, el dueño tenía que llevar sujeto el perro con una correa, nunca extensible, y haberle puesto un bozal.

Temas: Perros