Ir a contenido

La segunda jornada de huelga en el Metro se vuelve a saldar sin incidentes

La protesta provocó largas retenciones de tráfico en las rondas a primera hora de la mañana

Ferran Cosculluela

Usuarios del Metro suben a vagones abarrotados en la estación de Verdaguer.

Usuarios del Metro suben a vagones abarrotados en la estación de Verdaguer. / RICARD CUGAT

La segunda jornada de huelga en el Metro de Barcelona, coincidiendo con la celebración de la feria Alimentaria, se ha saldado sin incidentes significativos, más allá de las esperas prolongadas (de una media de 15 minutos) y las aglomeraciones de pasajeros en los vagones en las horas punta.

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) solo tuvo que restringir el acceso de los usuarios a los andenes, para prevenir accidentes, en la estación de La Sagrera (L-1 y L-5) durante un par de horas, cuando en la jornada de protesta anterior, la del martes, se vio obligada a actuar en este sentido en varias paradas del tramo central de la línea 5, especialmente durante el paro parcial convocado por la tarde.

DISMINUCIÓN DE USUARIOS

Tras la protesta de la mañana, que se prolongó entre las 09.00 horas y las tres de la tarde con unos servicios mínimos del 30%, TMB informó de que se había registrado un descenso del 28% en las validaciones de billetes respecto a una jornada habitual en día laborable.

Igual que ocurrió el martes, muchos usuarios optaron por adelantar sus desplazamientos por la mañana o decidieron utilizar otro transporte alternativo para realizar sus viajes.

La compañía reconoció que los tiempos de espera de los trenes habían sido "muy superiores" a los habituales en una jorndas laborable, aunque destacó que a pesar de los intervalos tan dilatados no se habían producido “aglomeraciones graves”.

COLAS KILOMÉTRICAS

Donde sí se notaron las repercusiones de la huelga fue en el tráfico de Barcelona, especialmente a primera hora de la mañana.  Las retenciones alcanzaron hasta los 12 kilómetros en la Ronda de Dalt y unos 10 kilómetros en la Ronda Litoral. También hubo colas durante buena parte del día en las vías de acceso a la Fira Gran Via, donde se celebra Alimentaria.

Otro incidente que complicó el tráfico en el centro de la capital catalana fue la manifestación de los trabajadores del Metro que a partir de las 10.30 horas fue de la plaza de Universitat a la plaza de Sant Jaume.

Los trabajadores pidieron a la alcaldesa Ada Colau que mediara para desencallar la negociación del convenio colectivo. Acabada la protesta, representantes de la plantilla se reunieron con la dirección de TMB. 

0 Comentarios
cargando