Ir a contenido

La Generalitat ignora si los menores que inhalan pegamento en Santa Caterina están bajo su tutela

Afers Socials tampoco sabe precisar cuántos niños están fugados de centros de acogida actualmente

La 'conselleria' asegura que se ha enterado del caso del centro de Barcelona por este diario

Ferran Cosculluela

Dos chicos del grupo de los niños de la cola, en el solar en el que pasaron la noche, el pasado viernes.

Dos chicos del grupo de los niños de la cola, en el solar en el que pasaron la noche, el pasado viernes. / JOAN CORTADELLAS

La Generalitat ignora si los menores que pernoctan en solares abandonados e inhalan pegamento en el entorno del ‘Forat de la Vergonya’, al lado del mercado de Santa Caterina, están bajo su tutela. Cuatro meses después de que el Ayuntamiento de Barcelona les trasladara su preocupación por el repunte de este fenómeno y algunos más desde que Mossos, Guardia Urbana y asistentes sociales identificaron el problema en el barrio, el secretario de Afers Socials i Família, Francesc Iglésies, ha reconocido que no puede “ni afirmar ni desmentir” que esos niños estén bajo su responsabilidad. Es más, Iglésies ha admitido que se ha enterado de su existencia por las informaciones que ha publicado este lunes EL PERIÓDICO.

El secretario de Afers Socials, que esta tarde ha comparecido ante la comisión de Infancia del Parlament, ha explicado a los periodistas en la sede parlamentaria que, antes de confirmar si son menores tutelados por la DGAIA, “se ha de llevar a cabo una verdadera identificación" de los menores y comprobar si están dentro del sistema de protección de la Generalitat o si por el contrario son niños que han llegado solos a Catalunya y que todavía no están tutelados por la Administración.

Las declaraciones del alto cargo de la Conselleria de Treball i Afers Socials contrastan con la actividad que desde hace meses están llevando a cabo los Mossos y la Guardia Urbana, que los identifican casi diariamente, y un grupo de asistentes sociales que desde hace meses atiende a este grupo de menores, que oscila entra la quincena y el medio centenar, según los datos que manejan las fuerzas del orden o los educadores.

PROCEDIMIENTO MUY CLARO

Iglésies ha afirmado que no han recibido ninguna información sobre que varios de estos niños estén acogidos en un centro de Manresa y en otros, tal y como han informado a este diario fuentes policiales, y ha asegurado que ese centro no ha comunicado ninguna fuga de menores. “Si así fuera, el procedimiento sería muy claro: una vez hecha la identificación, el director del centro ha de recogerlo acompañado por los Mossos con el fin de devolverlo al centro del que se ha escapado”.

Tanto el secretario de Afers Socials como el director general de Atenció a la Infància i Adolescència, Ricard Calvo, han reconocido que la fuga de menores es habitual, pero no han sido capaces o no han querido precisar la cifra de los niños que en estos momentos se dan por escapados de los centros de acogida. “Desde la DGAIA tenemos claro cuántos niños hay en los centros de acogida. Tenemos la cifra al día porque cuando se produce una fuga se activa el protocolo”, ha asegurado Calvo sin facilitar ningún número concreto pese a las repetidas preguntas de la prensa.

REUNIÓN CON EL AYUNTAMIENTO

Los responsables de Afers Socials han afirmado que están “muy interesados” por el caso del Forat de la Vergonya y han anunciado que el próximo jueves celebrarán una reunión con el Ayuntamiento de Barcelona para abordar este problema. Iglésies y Calvo también han explicado que la llegada de niños solos a Catalunya, procedentes de otros países y en especial de Marruecos, es “un goteo constante que está aumentando”.

En Catalunya hay unos 7.500 menores tutelados, la mitad de ellos en edad adolescente. Entre el 30% y el 40% de ellos viven en centros residenciales de acogida, el 40% con familiares cuando los progenitores no se pueden hacer cargo o les han retirado la custodia y algo más del 15% en hogares de particulares que han decidido participar en estos procesos de acogida. En la actualidad hay unos 100 menores pendientes de encontrar uno de estos hogares de acogida, que son “esenciales”, según Benestar Social, para los menores de 0 a 6 años.

Entre el 10% y el 15% de los menores que llegan a los Centros Residenciales de Acción Educativa (CRAE) son niños maltratados o que han sufrido abusos sexuales. 

Temas: Drogas Pobreza

0 Comentarios
cargando