Ir a contenido

NOU BARRIS

Trinitat Nova estrena feria

Los vecinos bailan sevillanas y flamenco junto a la Casa de l'Aigua durante tres días

LUIS BENAVIDES / BARCELONA

La Feria de Abril llegó al barrio de la Trinitat Nova para quedarse. La primera edición ha tenido lugar el pasado fin de semana, de viernes a domingo, junto a la emblemática Casa de l'Aigua (Garbí, 2) y ha reunido a más de 1.500 vecinos, según los organizadores. La entrada era libre y los asistentes bailaron sevillanas, rumba y flamenco."Todos los artistas y grupos de baile han participado de forma desinteresada", subraya uno de los responsables, Jaume Hernández, propietario del restaurante Elvis Home.

La primera Feria de Abril de la Trinitat Nova tuvo un componente social muy marcado, pues los casi 200 euros recaudados en la rifa benéfica serán donados a Surt Fundació, una entidad cuyas actividades están dirigidas a modificar la relación de subordinación y discriminación de las mujeres en el contexto económico y social."Para los más pequeños sorteamos tres lotes de material escolar: libretas, bolígrafos, colores... Y para los adultos, una sesión de spa en unos baños árabes", cuenta el presidente de la Associació de Veïns Trinitat NovaRamon Casas, coorganizador de la primera feria.

PRODUCTOS ARTESANALES

La fiesta, que incluía un mercadillo artesanal con una veintena de puestos, empezó el pasado viernes por la tarde."Desde las piezas de bisutería hecha con cápsulas de café a los bolsos, todo estaba hecho por vecinos del barrio", cuenta Hernández, encargado de contactar con los artistas.

Una docena de artistas como la banda tributo a los Chichos Costa Romero y grupos de baile como El Perro de Paterna amenizaron la fiesta."Nos pareció una muy buena idea y no dudamos ni un momento en venir. Ojalá se repita el año que viene y más barrios se animen a organizar su propia feria de abril", explica Erika Galera, miembro de la asociación El Perro de Paterna, una escuela de baile flamenco de la vecina Trinitat Vella con unos 45 años de historia.

JÓVENES TALENTOS

El cartel estaba abierto a los jóvenes artistas de barrio, que tuvieron dos horas el viernes y el sábado para subir al escenario, y también a los más pequeños."La feria es una fiesta para toda la familia, y por eso también hubo cuentacuentos y payasos", subraya Hernández, quien también se encargó de preparar calamares, boquerones rebozados, pincho y raciones de pollastre a l'ast en la barra de la feria con la colaboración de otros establecimientos del barrio como Ca la Sònia, Cervecería Viki y Los Pollos.

Curiosamente, la idea de organizar una Feria de Abril surge en Elvis Home (Alhucemas, 38), un bar dedicado a Elvis Presley y decorado con numerosas imágenes del conocido como Rey del Rock."En el bar he organizado pequeños conciertos de rock'n'roll, pero me gusta la música en general. Además, se ha demostrado que la gente quiere sevillanas y flamenco", cuenta Hernández, en referencia al gran éxito de la Feria de Abril local. 

Bailes y cohesión social

La primera Feria de Abril perseguía, entre otras cosas, cohesionar un barrio cada vez menos unido."Se ha perdido un poco el sentimiento de barrio", explica Ramon Casas, presidente de la Associació de Veïns Trinitat Nova y vecino del barrio desde 1954."Antes la gente se reunía en la calle, como en los patios andaluces", recuerda.

«El barrio nace durante los años 50 con tres promociones de protección oficial, viviendas humildes pensadas sobre todo para familias que vivían en el Raval o en barracas. Estaba aislado y parecía un pueblo", recuerda el presidente de la entidad vecinal, quien considera la alta tasa de desempleo el principal problema en el barrio.