Ir a contenido

Ciudad de 'runners'

65.000 personas participan en la 38ª edición de la Cursa de El Corte Inglés, que tomó las calles de la ciudad

Mourad El Bannouri se impone en la categoría masculina y Miriam Ortiz, en la femenina

Toni Sust

Casi 65.000 personas han participado en la Cursa de El Corte Inglés, que ha tomado las calles de Barcelona. / MÒNICA TUDELA

Casi 65.000 personas han participado en la Cursa de El Corte Inglés, que ha tomado las calles de Barcelona.
Pancarta de salida de la Cursa de El Corte Inglés, este domingo.
Sonrisas y manos levantadas entre los participantes en la Cursa.
La Cursa, durante un momento de la competición, este domingo.

/

Si usted no iba este domingo por las calles de Barcelona antes de las nueve de la mañana, no los pudo ver. Gente vestida de deporte que caminaba o corría hacia el centro de la ciudad. ‘Runners’. Con un dorsal. A veces en solitario, a veces caminando. Muchos en moto, con el dorsal visible. Algún valiente -o insensato-, en coche. Algunos en grupo; en muchos casos, familias.

Parecía el primer capítulo de una nueva serie, otra, con argumento innovador: una ciudad en la que solo viven ‘runners’, siempre ataviados como tales, en la que todo el mundo va en pantalones cortos y zapatillas para hacerlo todo. La masa era cada vez más grande cuanto más cerca se estaba de la plaza de Catalunya, de donde salió este domingo, a las 9.30, la 38ª Cursa de El Corte Inglés. En esta edición, 64.656 personas  se echaron a la calle para recorrer los 10,7 quilómetros de recorrido. Los números la confirman como la primera prueba atlética de Europa en participantes y la segunda del mundo, por detrás de una carrera en Hong Kong que este año reunió a 74.000 personas.

PROFESIONALES Y AFICIONADOS

La salida, como suele, estaba organizada en dos fases. Del cruce de Gran Via con el paseo de Gràcia salían los competidores de más nivel, que llevan un chip amarillo. Decenas de metros más atrás, en la plaza de Catalunya, estaba la salida del grueso de corredores, que por segundo año llevaban también un chip, este adherido a su dorsal. El elemento tecnológico, dice la organización, es clave para evitar trampas, duplicidades en

La organización destaca la paridad: por primera vez ha habido un 50% de hombres y un 50% de mujeres participantes

la inscripción.

TELÉFONOS MÓVILES

La carrera, como el runnerismo en general, será un triunfo del deporte, pero también de la telefonía móvil. Un corredor, un móvil. Sujeto en el brazo, o donde fuera. En muchos casos, preparado para medir el esfuerzo. Pero también para hacerse selfis: solos, con el amigo, con la familia al completo. Y en algunos casos para llamar a alguien, como la chica que abroncaba a una amiga que llegaba tarde: “Estoy cerca de la plaza de Catalunya”.

A las nueve, en la plaza de Urquinaona, los ‘runners’  llegaban solos o en grupos reducidos, como si fueran a la oficina. Se acercaban las 9.30 y en las cercanías del punto de salida popular la masa empezó a formar un grupo inmenso e inmóvil, a la espera de que, muy poco a poco, empezara su carrera particular.

TURISTAS

En una decena de metros se juntaban distintos habitantes de la ciudad. Un mendigo con sus perros, sentado y contemplando el repentino gentío. Y una pareja de ancianos turistas que vivían ajenos a la carrera que se les venía encima y que, llevados por una ilusión sin fundamento, intentaban llegar a la parada de dónde sale el autobús hacia el aeropuerto. A unos metros del punto de arranque de la Cursa. Los turistas quedaron momentáneamente sitiados por corredores, que cada vez llenaban más el espacio. A las 9.30 no había un metro cuadrado libre.

La salida de los no profesionales ha sido lenta, no había otra opción. Hasta el punto de que los últimos corredores en salir lo hicieron cerca de las 10, cuando los primeros entre los participantes profesionales estaban ya cerca de llegar a la meta.

SIN RÉCORD

Tres marroquís han ocupado  los primeros puestos en categoría masculina: Mourad El Bannouri ha ganado la Cursa con un tiempo de 33.55 minutos. Segundo ha sido Otmane Btaimi (34.10 minutos) y tercero, Mohamed Benhmbarka (34.19 minutos). Benhmarka, que ganó el año pasado, atesora seis victorias en la Cursa. Los corredores se quedaron lejos del récord de la prueba, de 32.38 minutos, que data del 2014. 

En mujeres, la ganadora fue Miriam Ortiz, con un crono de 39.21 minutos, seguida de Sara Loehr, con 39.34 minutos, y Hasna Bahom, con

Los ganadores de la Cursa del año pasado en hombres y en mujeres han quedado terceros en la edición del 2016

40.07. Como en la categoría masculina, la ganadora del año pasado, Bahom, fue tercera esta vez. Tampoco se rompió el récord, fijado en 38.58 en el 2011.

PARIDAD, PERROS, COCHECITOS

La organización destaca un dato sin precedentes: la paridad que ha caracterizado la inscripción en la Cursa. De los 64.656 inscritos 32.158 eran mujeres. Lo que sí ha vuelto a pasar es que muchos corrieran con cochecitos con niños. Niños con dorsal, niños sin dorsal. Y muchos otros con perros (algunos con dorsal, otros sin). Repitió participación un hombre con bicicleta y sidecar y con perro en el sidecar, aunque en esta edición con un can distinto al de otras ocasiones. 

La fiebre por correr llena la ciudad de pruebas 

Los aficionados al running tienen más oportunidades que nunca de encontrar una prueba a su medida. La fiebre por correr que vive Barcelona se traduce en un denso calendario de propuestas. Entre las más populares destacan la popular Cursa de la Mercè y la dels Nassos, que cierra el año. 

CON VETERANÍA

La más veterana de España es la Jean Bouin, que desde 1920 suma más de medio millón de corredores, entre aficionados y profesionales. Este noviembre ofrecerán dos opciones, de 5 y 10 kilómetros, para adaptarse más a los corredores noveles.

INTERNACIONALES

Las pruebas que atraen a corredores de todo el mundo son la media maratón que se celebra en febrero y la maratón de Barcelona que el pasado marzo batió su récord con 20.287 participantes.

EN AUGE

Otras pruebas que atraen a la marea de corredores locales son la de Dir-Guardia Urbana, que transcurre por la Diagonal y también da opción a trayecto completo de 10 kilómetros o la mitad del itinerario (el 8 de mayo), y la Salomon Run, en abril, que incluye desniveles por escaleras, calles y rincones de la ciudad.

SOLIDARIAS Y DE BARRIO

Sant Antoni, Sants, Sant Martí, La Sagrera, el Poble Sec, la Vila Olímpica, el Poble Nou, la Sagrada Família... tienen sus propias cursas, mientras que muchas convocatorias se tiñen en los últimos tiempos de solidaridad. Es el caso de la Cursa per la Integració de La Maquinista, en mayo; la nueva Les 5 milles Sagrada Família (de ocho kilómetros, este mes); la Cursa Solidària AFNE o la Cursa de la Dona en noviembre, entre otras muchas.

0 Comentarios
cargando