01 oct 2020

Ir a contenido

CAMBIO FISCAL

Barcelona utilizará el aumento del IBI del 2% para reducir el de 20.000 familias

El ayuntamiento eximirá del 50% del impuesto a propietarios con rentas bajas

Toni Sust

Azoteas de edificios de Ciutat Vella vistas desde la cubierta de Santa Maria del Mar.

Azoteas de edificios de Ciutat Vella vistas desde la cubierta de Santa Maria del Mar. / ÁLVARO MONGE

El Ayuntamiento de Barcelona dedicará 3,5 millones de euros en el 2016 a ofrecer ayudas a unas 20.000 familias con rentas bajas para que se vean eximidas de pagar el 50% del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), con un tope máximo de 175 euros por familia. Para ello, el consistorio utilizará el dinero recaudado mediante el aumento de ese impuesto al 2% de los propietarios, titulares de las fincas más caras.

Así lo ha anunciado este jueves el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, que ha expresado la voluntad de crear un "modelo fiscal Barcelona", con especial ánimo redistributivo.

Los beneficiarios de la reducción del IBI están determinados por renta y por el número de integrantes: con un miembro, hasta 9.000 euros de renta anual; con dos, hasta 11.800 euros; con tres, hasta 15.000 euros; con cuatro, hasta 20.000 euros, y con cinco o más, hasta 25.000 euros.

MODIFICACIÓN IMPRESCINDIBLE

Pisarello ha anunciado esta y otras ayudas fiscales que en total ascienden a 7,1 millones de euros, 6,3 más que el año pasado, y ha precisado que por ahora son un proyecto: requieren la aprobación definitiva de la modificación de crédito por parte del pleno, algo previsto para finales de este mes.

El teniente de alcalde ha explicado que por la ley estatal no podían incluirse las ayudas cuando se aprobaron las ordenanzas, a finales del 2015.

La suma total de ayudas incluye los 800.000 euros que ya existían hasta ahora en ayudas por IBI, vehículos de discapacitados y transmisiones

La oposición critica las ayudas

El plan de ayudas fiscales presentado este jueves por el equipo de gobierno resulta insuficiente a ojos de la oposición. La presidenta del grupo de Ciutadans, Carina Mejías, acusó a la alcaldesa, Ada Colau de “volver a perder la oportunidad de reactivar la economía y crear puestos de trabajo”, y tildó las ayudas de “poco ambiciosas”. Por CiU, Sònia Recasens calificó la medida como “una extensión de cheques sin coherencia ni estrategia”. Por el PP, Javier Mulleras afirmó que la alcaldesa solo dedicará un 2% de la modificación de crédito “a gasto social”. Mulleras criticó que se anuncien ayudas para los comercios emblemáticos de la ciudad “cuando se han olvidado de ellos estos nueve meses”.

de vivienda por parte de mayores de 65 años a cambio de una renta vitalicia. De los nuevos 6,3 millones, 5,1 son ayudas para el pago del IBI: los citados 3,5 millones para familias con rentas bajas; un millón para 211 comercios emblemáticos; medio millón para empresas culturales que reinviertan en la ciudad, y 100.000 euros para unas 1.250 empresas generadoras de ocupación indefinida.

Otras ayudas fiscales novedosas suman el millón largo de euros restantes: un millón para medio millar de autónomos; 100.000 euros para 30 transmisiones de empresas dentro del programa Reempresa y otros 100.000 euros para 120 entidades que se ven obligadas a pagar la tasa de homologación de planes de autoprotección para entidades y actividades no lucrativas. 

COMERCIOS EMBLEMÁTICOS

Las ayudas a los comercios emblemáticos supondrán un descuento del IBI de entre el 25% y el 95% del coste, una cantidad que oscilará en función del grado de protección del comercio en cuestión y de su antigüedad. Las empresas que creen puestos de trabajo indefinidos tendrán una ayuda del 20% que al no pagar el IAE no pueden beneficiarse de las bonificaciones asociadas. Las empresas culturales que gestionen un equipamiento en Barcelona y reinviertan beneficios recibirán hasta el 95% de ayuda.