Ir a contenido

MÁXIMA DISTINCIÓN MUNICIPAL

Barcelona dará la Medalla de Oro a Muriel Casals y se la retirará a la infanta Cristina

La Comisión de Presidencia corrobora la decisión municipal de despojar de la condecoración a la hermana del Rey

El entonces alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, entrega la Medalla de Oro de la ciudad a la infanta Cristina en 1997.

El entonces alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, entrega la Medalla de Oro de la ciudad a la infanta Cristina en 1997. / CARLOS MONTAÑÉS

La Comisión Municipal de Presidencia ha acordado hoy otorgar la Medalla de Oro de la Ciudad de Barcelona a titulo póstumo a la diputada Muriel Casals, así como retirar la que otorgó a la infanta Cristina de Borbón, decisiones que deberá aprobar el pleno. También ha acordado por unanimidad aceptar la renuncia y la devolución física de la Medalla de Oro de la ciudad que el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol presentó en julio del 2014.

Los grupos de Ciudadanos y el PP han hecho reserva de voto hasta el plenario, y el resto de grupos han votado a favor de la concesión de la medalla a la recientemente fallecida Muriel Casals, en base a "su trayectoria personal y sus fuertes convicciones en defensa de la democracia, la libertad y Catalunya desde el respeto y la permanente voluntad de diálogo".

TRÁMITE

En el caso de la revocación de la medalla a Cristina, se cumple el trámite de una proposición aprobada por esta misma comisión el pasado 20 de enero. Todos los grupos excepto el PP, que ha hecho reserva, han votado este miércoles a favor de la iniciativa. 

La proposición insta a Cristina a no emplear este reconocimiento en ningún acto público mientras dure el procedimiento judicial que pesa sobre ella, al tiempo que exige que "no tenga derecho al trato de excelentísima señora, ni ninguna precedencia protocolaria en los actos oficiales del ayuntamiento".

EL PAPEL DE ROCA

Es la primera vez que el consistorio de la capital catalana retira su máxima distinción municipal a una personalidad, en esta ocasión a propuesta del grupo municipal de ERC, que argumentó la medida por la "suma de escándalos que ha salpicado a la monarquía en los últimos años, el desprestigio de la institución y la falta de sensibilidad de la Corona hacia el proceso soberanista".

El pasado enero, la iniciativa se aprobó con los votos a favor de 12 concejales (los de ERC; Barcelona en Comú, lCiU, PSC y la CUP) y la abstención de 3, los dos de Ciutadans y uno del PP. Para hacerse efectiva la revocación de la medalla, el pleno municipal tiene que ratificar la decisión. La infanta recibió la medalla el 22 de septiembre de 1997, durante las Fiestas de la Mercè, de manos del alcalde Pasqual Maragall y del entonces jefe de la oposición municipal, Miquel Roca (CiU), que ahora es uno de sus abogados