ÓBITO

Fallece Giacomo Alessandro, autor de la página de Facebook Barcelona Desapareguda

El arquitecto italiano recopilaba fotografías antiguas de la capital catalana para contextualizar la historia de la ciudad

Las imágenes que difundió de los inicios de la Sagrada Família entre campos con rebaños fueron muy seguidas

El arquitecto Giacomo Alessandro, antes de caer enfermo.

El arquitecto Giacomo Alessandro, antes de caer enfermo. / EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Se lee en minutos

CRISTINA SAVALL / BARCELONA

Giacomo Alessandro (Porto Torres, 1976; Barcelona, 2016), creador de la exitosa página del Facebook Barcelona Desapareguda, que recopila fotografías de la historia cotidiana de Barcelona bajo el lema “una inmersión en el pasado para entender el presente y mirar hacia el futuro", falleció el sábado, a los 39 años, a causa de una leucemia que se le diagnosticó hace medio año. Con más de 40.000 seguidores en Facebook, el arquitecto alimentaba diariamente su portal con curiosidades de la ciudad.

Alessandro se instaló en Barcelona en el 2009 y en el 2013 cursó el máster Laboratorio de la Vivienda del Siglo XXI en la Universitat Politècnica de Catalunya. La idea de impulsar Barcelona Desapareguda en las redes sociales nació sin embargo en su tierra, Cerdeña, partiendo de la base de un concepto, para él, muy importante que aprendió mientras estudiaba: "Para proyectar cualquier urbe hay que conocer su historia y evolución". De forma natural, gracias a ese contacto con el pasado, creó una página en Facebook sobre el pasado gráfico de la ciudad.

La característica de este perfil era muy simple: una página abierta donde la gente podía publicar fotos antiguas, dejar comentarios y descubrir la ciudad desde sus características sociales y arquitectónicas ya que los archivos oficiales, por desgracia, carecían de tanto material. Así, los usuarios aportaban fotos de archivos familiares que se acabaron convirtiendo en joyas del patrimonio de la ciudad, como muchas imágenes de los inicios de la Sagrada Família, donde se veían las obras rodeadas de campos con rebaños que iban a pacer.

Barcelona Desapareguda se archiva en varias carpetas temáticas organizadas por barrios, edificios, arquitectos... y en donde la gente interactúa de forma muy activa, añadiendo información, recuerdos y anécdotas, enriqueciendo así el pasado histórico de la ciudad. "Una experiencia que día a día va creciendo y que me ha servido para conocer de primera mano cómo ha evolucionado la ciudad, su entorno, sus costumbres, sus personajes, su cultura y cómo no... su arquitectura", declaró en una entrevista en la que hablaba de su página web.

LUTO CIUDADANO

Te puede interesar

El historiador Daniel Venteo lo conoció personalmente y lo invitó a participar en una de sus presentaciones de libros en el Col·legi d'Arquitectes de Catalunya, ya que Alessandro era arquitecto. "Su página era muy seguida por personas vinculadas a Barcelona pero que a menudo ya no viven en ella. Les ofrecía un vínculo sentimental muy fuerte con Barcelona, que levantaba pasiones. Y mostraba, día a día, el propio descubrimiento que él mismo iba haciendo de la ciudad y de su historia. En ocasiones eran imágenes conocidas, otras sin embargo eran muy poco vistas. Era un especialista en las búsquedas por internet. Su muerte es una mala noticia para todos los que sentimos pasión por Barcelona y su historia", asegura Venteo.

Enric March, autor del blog  Bereshit: La Reconstrucció de Barcelona i Altres Mons, considera que toda muerte es triste, pero cuando esta tristeza se multiplica por los miles de seguidores que Alessandro supo reunir compartiendo su amor por Barcelona, adquiere el nivel de luto ciudadano. "Todos los amigos y compañeros que nos dedicamos a estudiar y divulgar la historia de la ciudad le tenemos que agradecer su trabajo. Esperamos que el proyecto que tenía en marcha salga a la luz bien pronto y sirva para dejar testigo de su lucha", declara March, en referencia de la publicación de un libro sobre la historia de Barcelona en el que el fallecido trabajaba.