Hoteles, restaurantes y ocio trabajan a destajo para aprovechar el filón del Mobile

La hostelería ha reforzado sus plantillas y alterado sus horarios para satisfacer a los congresistas

Los visitantes pasan el día en la Fira y por la noche sucumben a rutas gastronómicas y de copas

Grupo de congresistas del Mobile, de cena la noche del domingo en Cachitos Diagonal.

Grupo de congresistas del Mobile, de cena la noche del domingo en Cachitos Diagonal. / JOAN CORTADELLAS

2
Se lee en minutos
PATRICIA CASTÁN / BARCELONA

El congreso de telefonía móvil acelera en febrero a Barcelona casi de cero a cien en actividad y servicios de hostelería en solo unos días. La temporada turística más baja del año con alojamientos en cuotas mínimas y restaurantes casi vacíos entre semana, da paso estos días a la hiperactividad. Los visitantes tecnológicos durante el día se atrincheran en el recinto de la Fira Gran Via y al acabar la jornada nutren generosamente las arcas de hoteles, pisos turísticos, servicios de tránsfer privados, taxis, restaurantes y locales de ocio. Aunque también hay algo de tiempo para compras.

El desembarco de congresistas del domingo ya se tradujo en una inusual actividad esa noche. Muchos restaurantes variaron sus turnos de libranza porque iban a llenar. Como en Cachitos Diagonal, donde se desplegaron varios grupos multiculturales. Cada reserva por parte de una empresa suele aglutinar a directivos o especialistas de medio mundo. Dos idiomas se hacen universales: el inglés y el culinario. "Quieren probar la cocina local de calidad y cada vez más piden a la carta y se dejan asesorar", cuenta Eduardo de la Vega, director de la marca, que estos días también cuelga el lleno en su local de la Rambla Catalunya. Anoche tenían grupos de hasta 60 personas y de holgados presupuestos, muchas veces de 60 a 70 euros por comensal. Para atender las singularidades logísticas de esta clientela se refuerza toda la jornada porque cenar a las 19.30 horas es común para los foráneos, cuenta.

UN 30% MÁS EN LOS TÍQUETS

A los clientes repetitivos que ya disfrutaron hace un año, se suman grupos concertados y recomendados en muchos negocios de la ciudad. El Gremi de Restauració calcula que el congreso tiene un impacto de unos 10 millones de euros en su sector, generando 3.000 puestos de trabajo temporales para atender la punta de reservas y disparando el tíquet medio en un 30%, aunque en algunos establecimientos la cifra es superior.

Congresistas de tapas por la Barceloneta

Los organizadores del Mobile y el Gremi de Restauració de Barcelona han impulsado una ruta gastronómica y cultural que estos días ya ha arrastrado a cientos de congresistas hasta la Barceloneta. Meet&Eat sugiere conocer el tapeo en el barrio marinero y seguir con el 'neetworking' tras la feria. También persigue abrir el radio gastronómico de los asistentes. Participan 25 negocios de la zona que por la tarde ofrecen tapa y copa de cava por 4 euros. Se han repartido 50.000 mapas ilustrados y en inglés entre los congresistas.

Noticias relacionadas

Los hoteles también transforman sus jornadas. Un ejemplo: Catalonia Hotels & Resorts suma más de 3.000 habitaciones en Barcelona, con un total de 1.300 trabajadores, plantilla que estos días se refuerza en un 10%. Alicia Serra, directora comercial del Catalonia Barcelona Plaza, en pleno meollo de la plaza de España, explica que sus restaurantes alteran los turnos de servicio, que se encandenan, para empezar con las comidas desde las 12.00 y cenar incluso a 18.00 horas. Su enorme bufet de desayuno se avanza hasta las seis o seis y media de la mañana según los días y su plantilla entera esta activa toda la semana para atender 364 habitaciones. 

Y aunque cenan pronto, hay tiempo para las copas y hasta el baile. Destacarán dos fiestas señaladas esta noche, en el club Eclipse del Hotel W, que estará hasta la bandera y en el club restaurante Carpe Diem, también con reservas completas para cenar y luego soltarse en la pista.