Ir a contenido

EVENTO CONTROVERTIDO

Colau garantiza que habrá Feria de Abril en Barcelona pese a la amenaza de la FECAC

El ayuntamiento impone un concurso para adjudicarla y los organizadores habituales critican que las condiciones son "inviables"

VÍCTOR VARGAS LLAMAS / BARCELONA

Asistentes a la edición de la Feria de Abril del 2015, en el Fòrum.

Asistentes a la edición de la Feria de Abril del 2015, en el Fòrum. / DANNY CAMINAL

Como ya es tradición en la Feria de Abril de Barcelona, se barrunta sarao más allá del rebujito, el taconeo y la bata de cola. El ayuntamiento ha garantizado la celebración del evento después de que la Federación de Entidades Culturales Andaluzas en Catalunya (FECAC), habitual organizadora, amagara con recoger bártulos e instalar sus casetas en otra ciudad en la que no deba afrontar las condiciones del consistorio de Ada Colau, que ha sometido a un concurso público por vez primera la organización de la cita. Requerimientos que en opinión de la FECAC hacen que el proyecto sea “inviable” desde el punto de vista “técnico y económico”.

Desde el consistorio, Jaume Asens, teniente de alcalde de Ciudadanía, Participación y Transparencia ha justificado esos mecanismos para que, “a diferencia de años anteriores, se garantice la transparencia” en el proceso de adjudicación, al tiempo que ha confirmado a la ciudadanía que la feria es un puente cultural con Andalucía que “se queda” en la capital catalana, independientemente de la decisión de la FECAC. Mientras, el presidente de la FECAC, Daniel Salinero, ha afeado a Colau que haya perdido “nuevos hoteles” y pueda hacer lo propio, según él, con “la feria, el Mobile World Congress y la F-1”.

Jaume Asens

TENIENTE DE ALCALDE 

El ayuntamiento opta por un concurso público para garantizar la seguridad del evento y evitar adjudicaciones a dedo, como en el pasado

Asens ha confirmado que también ha mostrado interés en asumir la gestión de la feria la Fundación de la FECAC, entidad hasta hace poco vinculada a la federación y con la que había coorganizado el evento mientras Francisco García Prieto controlaba ambos órganos. Las dos han presentado alegaciones a las condiciones del consistorio, que ha accedido a prorrogar el proceso una semana más, hasta el 22 de enero.

PUGNA JURÍDICA

Y es que, pese a que la mala relación entre ambas entidades hace imposible que coorganicen la feria, sí coinciden en cuestionar que los requisitos hagan sostenible el proyecto. El edil ha tirado de hemeroteca para argumentar que los requisitos “no son un capricho” al recordar que en la anterior edición se registraron dos accidentes, uno de ellos grave, en las atracciones de la feria para fundamentar la reducción de los puestos a la mitad “por motivos de seguridad”.

También ha remitido a la imputación de García Prieto y de siete de sus colaboradores por apropiarse presuntamente de 1,7 millones de euros, así como a la demanda de la fundación contra el ayuntamiento por presunto incumplimiento de contrato -al quedar desvinculada de la organización por decisión del anterior alcalde, Xavier Trias-, para “poner fin a adjudicaciones a dedo”.

Salinero ha discrepado  de la perspectiva al considerar las propuestas como una “invitación a marchar de Barcelona”, al ser “difícilmente asumibles”. Requisitos como la asunción de gastos de generadores eléctricos, hilo musical y otros servicios, así como la reducción del horario y la contratación de más personal, que representan “un coste de 140.000 euros adicionales”, según Salinero.

Daniel Salinero

PESIDENTE DE LA FECAC

Con Colau, Barcelona se ha quedado sin nuevos hoteles y ahora puede quedarse sin la F-1, sin el Mobile World y sin la Feria de Abril

Asens ha mostrado su sorpresa por las discrepancias de la federación, “que no había hecho pública en los encuentros” que el consistorio sostiene haber mantenido con ellos y con la fundación. Salinero, sin embargo, asegura que el consistorio no ha querido recibirles. “Me consta que Colau se ha reunido con muchas entidades, pero no con nosotros. Espero que no sea porque somos andaluces y representamos un tipo de cultura que no le interesa”, ha zanjado. 

Reacciones desde Catalunya y Andalucía

La posibilidad de que la FECAC no celebre la Feria de Abril en Barcelona ha. Desde CiU, el concejal Jordi Martí ha achacado esta posibilidad a "la falta de diálogo y de capacidad política del gobierno" de la alcaldesa, Ada Colau. La presidenta del grupo de Ciutadans (C's) en Barcelona, Carina Mejías, y el del grupo popular, Alberto Fernández, han mostrado su oposición a que muchos ciudadanos del área metropolitana se queden sin un evento cultural “de referencia”.

El portavoz de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, ha lamentado que no se facilite la celebración del evento por lo que ha considerado "una intolerancia en las nuevas formas de hacer política". 

0 Comentarios
cargando