27 feb 2020

Ir a contenido

SUBIDA DEL IBI AL 2% DE VECINOS

Las ordenanzas fiscales de Barcelona se aprueban este martes

La CUP aún no ha anunciado si se abstendrá o votará a favor de la propuesta del gobierno de Colau

CiU y Ciudadanos presentan propuestas para pedir que se debata sobre el estado de la ciudad

Cristina Buesa

Colau, entre Alfred Bosch y Jaume Collboni, en el Ayuntamiento de Barcelona, en julio.

Colau, entre Alfred Bosch y Jaume Collboni, en el Ayuntamiento de Barcelona, en julio. / RICARD CUGAT

Después de que ERC haya confirmado este lunes que, como era previsto, su grupo votará a favor de la propuesta de ordenanzas fiscales del gobierno de Ada Colau, ahora solo falta aclarar qué harán los tres concejales de la CUP. No obstante, fuentes de la formación anticapitalista, que sigue debatiendo su posicionamiento, han asegurado que o dirán sí o se abstendrán. Así, entre los republicanos y el PSC (que el jueves también confirmó su sí), a quienes se les han aceptado la mayoría de alegaciones, el ayuntamiento aprobará este martes, en el último pleno del año y casi en tiempo de descuento, las ordenanzas.

El principal punto de discusión en los dos meses en los que se ha negociado la propuesta ha sido la progresividad del IBI, que finalmente quedará congelado para el 98% de los barceloneses. El 2% restantes corresponden a inmuebles con un valor catastral superior a los 300.000 euros (600.000 euros de precio de mercado). La CUP consideraba esta cifra insuficiente mientras que ERC quería que se congelara para todo el mundo.

EL PSC PIDE MÁS DIÁLOGO

A la hora de valorar qué desgaste ha supuesto para los grupos la larga negociación, el más crítico ha sido el presidente del PSC en Barcelona, Jaume Collboni. Una vez más el socialista ha considerado que el gobierno de Barcelona en Comú debería haber dedicado "más esfuerzos al diálogo" y ha hecho un llamamiento para que a partir de ahora y de cara al futuro presupuesto, el PAM y un eventual pacto estable de gobierno, se prioricen los intereses de ciudad.

Menos exigente ha sido Alfred Bosch (ERC) que ha querido destacar que su partido ha sido "útil" para los vecinos de la capital catalana no solo en el asunto del IBI sino también al introducir la gratuidad del transporte público entre los 15 y los 16 años para familias con menos recursos; la rebaja del 15% de la grúa municipal si no ha habido multas de tráfico en el año anterior o en el descuento del 75% en el "desenganche" de la sanción de la grúa.

APOYO DE ERC AL DEBATE

Tanto CiU (Xavier Trias lo anunció la semana pasada) como Ciudadanos llevan proposiciones al pleno de diciembre para debatir sobre el estado de la ciudad. La presidenta del partido naranja, Carina Mejías, se ha quejado de que el gobierno de Colau debería dar explicaciones sobre el modelo de ciudad que tiene después de que, ha censurado este lunes, se hayan paralizado inversiones y no se trabaje en asuntos como el paro o la vivienda social.

ERC ya ha anunciado que apoyará las propuestas de ambos para que se pueda debatir la situación de Barcelona, con lo que todo apunta que saldrá adelante.