27 feb 2020

Ir a contenido

MARCHA ATRÁS DE UN ACUERDO CIU-PP

Colau pone trabas a la ampliación del centro comercial de La Maquinista

El gobierno de Barcelona rechaza los planes del promotor, que deberá replantear la ejecución

Los informes municipales revelan "defectos" que hacen "imposible" tirar adelante, avisa la concejala Sanz

Cristina Buesa

El centro comercial La Maquinista, en una imagen de julio del 2014.

El centro comercial La Maquinista, en una imagen de julio del 2014. / ARCHIVO / FERRAN NADEU

El gobierno de Ada Colau pone trabas la  ampliación del centro comercial de  La Maquinista. El Ayuntamiento de Barcelona ha denegado el plan de mejora urbana presentado por el promotor, Unibail Rodamco Steam, argumentando que presenta "defectos" que hacen "imposible" que salga adelante su crecimiento, que incluye más superficie comercial, un párking, una escuela viviendas. En estos términos se ha expresado este martes la cuarta teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, que en ningún momento ha ocultado que Barcelona en Comú (BC) rechaza la inciativa que "atenta" contra el entorno, principalmente el tejido comercial del distrito de Sant Andreu.

Sanz ha revelado que cuentan con informes sectoriales de movilidad, educación y derechos sociales que desaconsejan la ampliación del centro comercial, que de ejecutarse con las dimensiones previstas se convertiría en el más grande de Catalunya. El gobierno municipal, con esta información sobre la mesa, decidió el pasado 17 de diciembre denegar el plan de mejora urbana después de que la Generalitat les instara a tomar una decisión antes del día 28. 

36.000 METROS CUADRADOS COMERCIALES MÁS

No obstante, la teniente de alcalde ha admitido que Unibail tiene una serie de derechos urbanísticos garantizados que derivan de la modificación del Plan General Metropolitano (PGM) aprobado por el gobierno de Xavier Trias con el apoyo del PP. Así, pueden levantar hasta 36.000 metros cuadrados más de suelo comercial; 50.000 de suelo residencial (donde se pueden hacer 588 viviendas, 188 de ellas protegidas) y 6.000 más para usos complementarios. "Tenemos ideas, tenemos propuestas, pero partiremos de cero para dialogar con el promotor", ha avanzado.

Esto quiere decir que La Maquinista podrá ampliarse con estos límites si su impulsor así lo decide, pero ahora se abre una negociación que no ha empezado con buen pie con el equipo de Colau. Sanz ha respondido que no tienen "miedo" de que el promotor actúe por la vía judicial. La responsable de Urbanismo ha relacionado los motivos por los que se "vulnera" el ordenamiento urbanístico que tienen que ver con los plazos de ejecución (se supera porque Unibail prevé 12 años en vez de cinco); con la operación con el suelo y el subsuelo de titularidad pública (que no han sido cedidos) y por último con la reparcelación del sector, que solo tenía una cesión provisional y por lo tanto estaba sin consolidar.

EN MANOS SOLO DEL AYUNTAMIENTO

Unibail, ha revelado el propio ayuntamiento, acudió el 10 de noviembre a la Conselleria de Territori i Sostenibilitat para solicitar la subrogación y que fuera la Generalitat la que continuara la tramitación del plan, ya que consideraba que se habían superado los tres meses preceptivos que marca la ley de urbanismo para dar luz verde al plan de mejora urbana que ahora se denega. Si el consistorio no hubiera respondido antes de acabar el mes, se hubiera producido un caso insólito y debería haber sido el Govern el que tomara una decisión. Fuentes de este departamento han confirmado que ahora ya está en manos solo del consistorio.

“La escuela será una realidad”

Sanz no se ha mordido la lengua y ha repetido en varias ocasiones que el promotor de La Maquinista había usado el “chantaje” de la construcción de la escuela anexa para condicionar la ampliación del centro comercial. Tanto la responsable de Urbanismo como la concejala de Sant Andreu, Laia Ortiz, que acompañaba a la edila, no han puesto en duda en ningún momento que el centro educativo se hará. Actualmente los alumnos están instalados en barracones. “La escuela será una realidad”, ha zanjado Sanz, aunque no ha avanzado cómo negociará con el todavía legítimo propietario de los terrenos donde se iba a construir o si optará por buscar otro emplazamiento en el barrio. Ortiz se ha quejado de que actualmente hay vecinos “que no pueden salir de casa los fines de semana” por el movimiento de coches de los alrededores con lo que, ha advertido, “La Maquinista hipoteca la cohesión social”.